viernes, 8 de febrero de 2013

Ir al inicio

El arte de la narración oral

La entonación, las pausas, la expresividad, la cuidadosa selección de las palabras o de los silencios han envuelto desde los tiempos más remotos las historias narradas de forma oral. Se trata de la forma más antigua de transmisión de cultura, tradición y conocimiento que ha perdurado durante siglos a través de generaciones.

A pesar de los grandes avances en soportes de comunicación que ha habido a lo largo de la historia, la narración oral perdura intacta y, una vez más, se ha querido recuperar desde una iniciativa bautizada con el nombre del Txoko del Narrador que tiene lugar cada primer jueves del mes desde las 18.30 hasta las 20.30 horas en el centro cultural Ernest Lluch de Amara, dentro de las actividades programadas para mayores de 55 años. La asistencia es libre y gratuita y se puede acudir tanto a contar cuentos como a escucharlos. La iniciativa surgió hace ya seis años. Un grupo de personas, mayoritariamente mujeres, a raíz de las inquietudes surgidas a partir de un curso para aprender a contar cuentos, propuso la creación de un espacio adonde poder acudir para contar y escuchar relatos.

Dicho y hecho. Tal como señalan los propios participantes, «aprendimos a husmear en nuestro interior y descubrimos el deseo de contar y de encontrar en la mirada de los que nos escuchan la fuerza que mantiene el relato». Así, en cada sesión «prendemos un hoguera de fantasía y, sentados en corro, escuchamos y contamos viejas y nuevas historias». Según explica Iratxe García, técnico del 'Plus 55' del centro cultural Ernest Lluch que coordina el Txoko del Narrador, a lo largo del año las personas que participan en estos encuentros reciben varias sesiones formativas en las que se ofrecen herramientas para mejorar las técnicas de la narración oral y las habilidades comunicativas, de la mano de expertos en la materia, como Virginia Imaz. Sus alumnos dicen de ella que «con su saber y su sensibilidad, aviva la llama de nuestra ilusión».

Sesiones con música

Los participantes de esta actividad preparan a lo largo de cada mes la historia que contarán en el Txoko del Narrador. La leen, la aprenden y la amoldan a su gusto para poder exponerla en estas sesiones sin más apoyo que su propia voz y expresión corporal. Eso sí, en alguna ocasión especial han solido celebrar encuentros con la participación de un guitarrista que ambienta y acompaña el relato, ofreciendo un espectáculo distinto al habitual.

Pero además de la parte lúdica y cultural que ofrecen estos encuentros, desde la organización aseguran que este tipo de actividades, además de favorecer las habilidades comunicativas de sus participantes, suponen un ejercicio muy saludable que mantiene activa la mente y ejercita la memoria de los oradores.

Desde el centro se muestran satisfechos con la marcha de la iniciativa, ya que se ha logrado mantener «muy consolidada la dinámica» cumpliendo con los objetivos marcados.

Fuente: Diario Vasco

Etiquetas de Technorati:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Rincón de Noticias de Cuentacuentos
¡Animate y contame, pedime, preguntame...!

Gracias por comentar.

Comentar con el formulario antiguo