martes, 7 de agosto de 2012

Ir al inicio

Entrevista al narrador oral: JUAN REYES / director del Festival Verano de Cuento

 

"Lo importante de una narración es que consiga captar al oyente"

1

RAÚL MÉNDEZ/ El Sauzal

Después de varios intentos fallidos, tenemos al fin la entrevista con Juan Reyes, director del festival Verano de Cuento que se celebra los meses de julio y agosto en El Sauzal. Esta decimotercera edición, como las anteriores, se celebra todos los viernes a partir de las 21:00 horas en la Plaza del Príncipe de la Villa. La entrada es gratuita.

¿De dónde surgió la idea de crear este festival?

"Paseando por El Sauzal, tras las fiestas del casco en el año 1999, nos fijamos en lo desangelado y triste que se quedaba todo tras las fiestas y nos preguntamos qué pasaría si hubiese alguna cosa que pudiésemos hacer para dar continuidad a la actividad veraniega. Pedimos permiso para ocupar el espacio y organizamos el asunto. Nos planteamos hacerlo todos los viernes, para público adulto, y eso hicimos. Llegados al último viernes, el público nos pidió un viernes más, y no estaba previsto, claro. De modo que le dijimos a quienes participaron en aquella primera edición del Festival, y al público, que si querían un último viernes tendrían que participar ellos. Desde entonces el último viernes de cada edición está abierto a la participación de espontáneos".

¿Por qué se eligió El Sauzal como escenario?

"La Asociación Cultural Teatrofia tiene su sede social en El Sauzal desde sus inicios, Supongo que eso influyó en la elección. Por otra parte, y visto con la perspectiva que nos da el tiempo, supongo que si tuviésemos que elegir espacio ahora mismo volveríamos a elegir a El Sauzal como espacio del Festival de Narración Oral, Verano de Cuento. Por la acogida que ha conseguido, por la benevolencia de su clima, por la implicación del municipio y de distintas concejalías del ayuntamiento...".

¿Cuál crees que ha sido la clave para el éxito que ha cosechado el Verano de Cuento?

"Temo que aún no hemos conseguido el éxito. Verano de Cuento no ha llegado a su cénit y esperamos que siempre haya una meta que perseguir. Cierto que en la primera sesión del Festival había más gente de la organización que de público, y que hoy en día, tras haber cambiado la ubicación (la anterior era la Plaza de San Pedro, cuyo tope era de unas trescientas personas) a la Plaza del Príncipe, la media de asistencia se sitúa en torno a las seiscientas cincuenta personas por sesión. Lo que nos da que pensar que debe haber unas mil personas dando vueltas buscando aparcamiento o intentando hacerse un hueco en la grada. Y cierto también que no puede ampliarse el aforo, pero eso no quiere decir que no pueda intentar alcanzarse el éxito alguna vez. Imaginemos que durante los siete viernes que dura la edición 2012 del Festival, se consigue dinamizar el comercio, se consigue atraer suficiente número de personas al casco de El Sauzal y que esas personas dinamizan toda la zona, consumen en sus bares y restaurantes, ven sus tiendas... Imaginemos que los comerciantes se implican con el Festival lo justo como para que pueda sostenerse si cesan las ayudas económicas de las instituciones (actualmente el Gobierno de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de El Sauzal). No sé. Imaginemos. Tal vez algún día se convierta en un éxito. También podría considerarse un éxito que se llegase a la edición cincuenta, lo que significaría que sabia nueva se ha unido a nosotros y nos ha reemplazado en el trabajo".

¿Has actuado alguna vez en el festival? (En caso afirmativo ¿podrías decirme algo que recuerdes de aquella actuación?)

"He participado en todas las sesiones de las trece ediciones del Festival, excepto en las tres últimas de la edición 2011, y tampoco estaré en ninguna de 2012, por cuestiones de salud. He narrado en bastantes ocasiones, pero he presentado todas las sesiones. Todas me han parecido y me parecen maravillosas. Y lo son gracias al público y a la configuración del espacio, que queda convertido en un ágora que impresiona a los menos expertos. Como organizadores hemos tratado de mantener la impronta dada en un principio al Festival, pero también creemos que nosotros no deberíamos participar como narradores salvo que haya que sustituir, suplir o rellenar. Uno de los objetivos de Verano de Cuento es dar trabajo a los actores en un momento, la temporada estival, en el que decrece. Recordemos que este Festival es el único de carácter escénico que se desarrolla en Tenerife durante el verano.

Puestos a rememorar alguna edición, la memoria viaja a la novena edición, la de 2008. Se nos ocurrió que podríamos duplicar el asunto. Mantener el festival de siempre, por la noche y para público adulto, y que podríamos hacer uno infantil, por la tarde, con bebeteca, ludoteca y actuaciones para niños. Fue un esfuerzo brutal. No podíamos mantenerlo ni física ni económicamente. De modo que dimos marcha atrás en la siguiente edición y nos quedamos con el nocturno. Una lástima no haber conseguido ni los fondos necesarios ni el personal suficiente para mantenerlo, porque fue una experiencia muy enriquecedora tanto para el municipio y los chicos como para nosotros. Imagina la cantidad de chicos que se quedan sin vacaciones y a los que se les puede dar una alternativa de ocio y cultura. En fin".

¿Qué cuentacuentos ha actuado más veces? ¿Por qué?

"Hay una serie de nombres que se repiten a lo largo de la historia del Festival, y en cierta medida es lógico que hayan regresado en más de una ocasión. Porque el público demanda volver a ver a actores y actrices que ya conoce o porque suponen una apuesta segura para nosotros como programadores, pero también abrimos la puerta a gente no tan conocida de la escena o incluso absolutamente desconocidos, tanto que habría sido su primera actuación en público. Nuestro compromiso es con el público, en primera instancia, e intentamos cumplir con él. También echamos en falta algunos nombres que nos habría gustado pronunciar en las presentaciones, e incluso que hubiesen podido repetir en alguna de las programaciones, pero cuando nos sentamos a valorar con quiénes podemos contar, cuánto nos cuesta programarlos y qué beneficio va a obtener el público, comienzan los conflictos. Qué le vamos a hacer. Un vistazo a la web del Festival, pondrá nombre a las caras y caras a los nombres de cuantos han desfilado por Verano de Cuento".

¿Es necesario que los cuentos tengan una moraleja o vale con el simple hecho de hacer reir?

"Ni tan siquiera han de hacer reír. Las narraciones para adultos tienen tanto de variopintas como cualquier otra actividad, sea cultural o no. Creo que lo importante de una narración es que consiga captar al oyente, imbuirlo en la historia y que la resolución de ésta, en la medida de lo posible, sea sorpresiva. Tal vez se busque la risa porque es una emoción. Sentir las emociones nos recuerda nuestra humanidad. Y también es humano llorar, empatizar, sufrir... Aunque entiendo que la gente, en general, prefiera reír a sufrir, por supuesto.

Se supone que los cuentos de antaño cargaban una fuerte dosis de moraleja porque era la única escuela a la que tenían acceso los chicos por entonces. Te advertían del peligro de internarse solo en el bosque, o del peligro de andar con desconocidos, y demás paranoias por el estilo. Hoy en día, los chicos están escolarizados, los padres tienen más capacidad y paciencia para advertirles de los peligros, y seguramente las metáforas no las entenderían tal y como se hacía entonces. Hoy tendrías que contarles un cuento del jovencito aquel que de tanto jugar con la Gameboy perdió la vista o se le deformaron los pulgares. O que, de tanta Playstation, el zombie se le apareció en un callejón de mala muerte y se lo comió. De cualquier modo, Verano de Cuento está dirigido al público adulto, más acostumbrado a metáforas o hipérboles".

¿Hay algún cuento en especial que recuerdes?

"No. Es que esto de los cuentos, y resto de narraciones, es como lo de los chistes, que sólo te acuerdas de ellos cuando alguien cuenta uno y salta un resorte en tu memoria. Suele ocurrir que cuando alguien está actuando, reconoces la historia y le dices a tu compañero que aquel otro tipo contaba esta historia mucho mejor. O te trae a la memoria alguno que alguna vez contaste o escuchaste contar... Si tuviera que hacer un listado de todos los cuentos, historias, monólogos y narraciones varias que he escuchado o contado, no podría comenzar la relación porque nos hacemos viejos y tenemos la memoria llena".

Fuente: enreDaTenerife

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Rincón de Noticias de Cuentacuentos
¡Animate y contame, pedime, preguntame...!

Gracias por comentar.

Comentar con el formulario antiguo