sábado, 10 de diciembre de 2011

Ir al inicio

Cuentacuentos: La Cucarachita Martina A cargo de La Colmenita Argentina

Estimados amigos:

Este domingo un sueño se concreta -siempre se cumplen los sueños-, es el estreno de "La Cucarachita Martina", puesta en escena y montaje realizada por los La Colmenita Argentina, Compañía Escuela de Artes Escénicas para Niños, Niñas y Adolescentes.

Hace tres años en la ciudad de La Habana todos soñamos y nos emocionamos viendo actuar, cantar y bailar a niños y niñas con "Y sin embargo se mueve", la banda de sonido eran las canciones de Silvio Rodríguez.

El año pasado con "Abracadabra", palabra mágica, se renovó el sueño y la emoción.

Y este año con "La Cucarachita Martina", todos no parábamos de llorar a la salida del teatro. Y entre abrazos no podíamos creer tanta emoción.

Por eso, no se pierdan el estreno de "La Cucarachita Martina" este domingo a las 17.00 en el Konex, ciudad cultural, Sarmiento 3131.

Las entradas las pueden adquirir en el Konex o por ticketek vía telefónica. La capacidad de la sala es limitada, por eso les aconsejo adquirir las entradas con bastante anticipación.

Abrazos de miel, pegagosos pero dulces.

Claudio

_______________________________________________________

La Cucarachita Martina

A cargo de La Colmenita Argentina

Compañía Escuela de Artes Escénicas para Niños y Adolescentes

Domingo 11 a las 17.00

Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131

Entrada $ 35

Visita a la Colmenita Argentina

Por Jorgelina Pedrueza

El profesor cubano José Armando da las instrucciones con claridad y precisión.

25 niños, inquietos, juguetones, preguntones lo rodean, lo escuchan e interrumpen... -Josefina hará de campesina, porque es un niña muy expresiva. Y si estamos de acuerdo también la acompañara…- ¿Qué pasa Federico? -es que quiero decirte un secreto…, ¿Un secreto? Pues no estaría bien, el resto podría pensar que hablas mal de alguno, y no debemos generar esa incomodidad; además estamos hablando de la obra, regresa a la ronda por favor. -Les decía, también Victoria pude ser otra campesina, y baila con energía, que está muy bien. – Federico… de nuevo! ¿qué pasa? –Quiero decirte una cosa..- Pues bien, dila ya, dila para todos.. –Es que mañana actúo en mi escuela y quiero que vengas, si querés podés hablar con mi mamá. -Bueno, gracias, veremos, porque mañana tengo un compromiso, pero podría ser, si sí, luego vemos. Pero ahora hablemos de nuestra obra, quieres... Hola Juan, pasa, ha llegado Juan. -Hola!! saludan todos. -¿Te has quedado ronco..? Bueno siéntate por favor, y el resto atiendan..!

Escuché todo el ensayo como uno más, observando con cuanta dedicación, esfuerzo y ternura los profesores les marcaban la letra, la danza y los detalles de actuación al grupo. Hasta ahí, podría decirse una clase de teatro más.

Sin embargo, el método, la alegría, el clima que allí se generó, en el salón de aquella mágica casona, me regresaron a mi infancia, como en un encantamiento. Casi sin pensarlo estaba viendo la vida desde un modo conocido pero un poco olvidado, en estos tiempos de adulta y de ritmo vertiginoso. Recordando lo importante que es construir con el otro, hacer con el otro, aprendiendo con el otro, y disfrutar de las posibilidades de alcanzar un objetivo colectivo sin preocuparnos más que de lo importante que es ni más ni menos que ser felices.

Vi solo un rato, un momento de la tarea del equipo La Colmenita Argentina, y me basto para entender como en esta preparación de una obra teatral conjunta se promueve el respeto, la comunicación, la participación, la integración, la toma de decisiones conciente y conjunta. “-Sin disciplina no se puede llegar a ningún lugar” “Si hablo en el aula no puedo aprender del maestro”, nos dice José Armando. Y más:“Vamos, hay que hacer con energía… actuando, echando su alma afuera”

“No molestar al otro, no quitar su protagonismo” Respetar el trabajo del otro

El cuidado hacia el otro y hacia los objetos de actuación. Ser responsable.

“Aquí va a haber un grupo de niños con energía, pero con disciplina”

“Y atiendan, por favor: no se puede recuperar el tiempo” No perdamos el tiempo del ensayo…”

“Además, escuchen: hay que ayudar al otro en su actuación”. Apoyar a sus compañeros. -“Dante, Valentín, atrás del escenario... recuerden lo que hablé..en silencio!”

Un niño delegó su personaje a otro porque no va a estar el día de actuación

“-Un aplauso a Sebastián, que eso es valorable.

Impulsar el compromiso con el trabajo: “si no quieren hacer esa escena no la hacemos, se quita; pero si sí, debemos hacerla bien, con alegría, con energía..”

Asi que, queridos Marcelo, Claudio y Muriel, acepto el desafío y el honor de estar en el equipo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Rincón de Noticias de Cuentacuentos
¡Animate y contame, pedime, preguntame...!

Gracias por comentar.

Comentar con el formulario antiguo