lunes, 14 de febrero de 2011

Ir al inicio

Presentan Bixdaá, cuento de la tradición oral zapoteca de Oaxaca- México

Oaxaca, México.- El escenario está en penumbras, una luz ilumina el centro donde Nata-cha, una curandera cuenta una historia muy antigua que le contó su abuela, a quien se la contó la abuela de su abuela. Mientras Na-tacha narra un sigiloso jaguar la merodea; es el relato que habla de los Bidxáa, seres mágicos de la tradición oral zapoteca que tienen la capacidad de transformarse en animales, plantas o piedras y de entrar en los sueños de las personas mientras duermen para curarlas.

En el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico del Conaculta se estrena la obra Bidxáa un cuento para niñ@s contemporáneos, con la compañía Espejo Mutable que ya ha presentado esta puesta en otros escenarios y que ahora tendrá una temporada en este recinto.

El natural miedo de las personas a los desconocido hace que los Bidxáa y quienes conocen de su existencia se oculten, hablen de ello en susurros, sean parte de un secreto largamente guardado, desde el origen de las cosas; porque cuenta la leyenda los Bidxáa están en el mundo para ayudar a mantener el equilibrio de todas las cosas: de lo que es de los sueños y lo material. “Todos tenemos un lugar y un tiempo en el equilibrio del universo”, dice Nata-cha.

La obra bien puede ser para niños, pero en realidad es para todo el público que quiera oír una historia que habla de los sueños, del equilibrio del hombre con su entono, del cuidado hacia los animales, las plantas y todo lo que tiene una razón de ser en el ambiente. La puesta utiliza recursos como el teatro negro, el teatro de títeres, la narración oral, la musicalización en vivo.

Zita es una niña Bidxáa que habita en el pueblo enclavado en la montaña. Pero su poder Bidxáa está dormido porque en el pueblo los habitantes agarraron a un Bidxáa y lo atraparon cuando éste se convirtió en piedra, pero la historia cuenta que si alguien se orina sobre la piedra el Bidxáa despierta. Una noche de tormenta y rayos Zita orina la piedra y Na-tacha la ayuda a ser de nuevo Bidxáa pues su abuela le reveló en sueños cómo preparar un mezcal especial que al beberlo entrega los poderes Bidxáa. 

En la noche de tormenta todos los habitantes del pueblo saben que un Bidxáa los acecha, no les hará daño, pero ellos no lo saben; le temen porque lo desconocen, no saben cómo adquiere su poder, ni qué hará con él; de manera que lo buscan con palos y machetes, entran a la casa de Na-tacha, la asedian, la atemorizan; saben que como curandera debe saber el secreto de los Bidxáa. Acaso el Bidxáa sólo es diferente, es una forma diferente de vida y de relación con los elementos de la naturaleza.

Zita se convierte así en Bidxáa, pero no hace daño a nadie; todo lo que ella quiso ser siempre era sólo ser un girasol: amarillo, brillante, luminoso, que girara con el Sol desde que éste le nace a la montaña. La historia cuenta así la importancia que tiene el que los hombres y mujeres sepan soñar y alcanzar sus sueños; para soñar, hay que despertar, dice la narración.

Bidxáa, cuento para niñ@s contemporáneos se presentará todos los domingos hasta el 24 de abril en el foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, a las 13:00 horas, Avenida Revolución 1500, San Angel.

Fuente: ciudadania express

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Rincón de Noticias de Cuentacuentos
¡Animate y contame, pedime, preguntame...!

Gracias por comentar.

Comentar con el formulario antiguo