jueves, 24 de febrero de 2011

Ir al inicio

Talleres y Narración oral en el Rojas- Argentina

CONTENIDOS DE LOS CURSOS

Taller de iniciación a la lectura y escritura literarias

El taller está destinado a quienes tengan el deseo de ampliar sus conocimientos literarios, leyendo críticamente textos de autores prestigiosos como modo de iniciación en la escritura personal.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docente: Eduardo Dayan
Profesor y Licenciado en Letras. Ganador de Concursos Internacionales en Colombia y Ecuador por sus novelas juveniles Palomas son tus ojos y ¿Y si pasa noviembre sin tus ojos?, integra el Comité de la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires y de la Feria Infantil y Juvenil de la misma ciudad.

Taller integrado de lectura, escritura y narración oral nivel 1

Este taller busca integrar escritura y oralidad elaborando textos oscilantes entre lo real, lo deseado y lo imaginado, todo al servicio de la escritura personal y la propia voz que da opinión y vida a la experiencia.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docentes: Eduardo Dayan
Profesor y Licenciado en Letras. Ganador de Concursos Internacionales en Colombia y Ecuador por sus novelas juveniles Palomas son tus ojos y ¿Y si pasa noviembre sin tus ojos?, integra el Comité de la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires y de la Feria Infantil y Juvenil de la misma ciudad.
Leonor Arditti
Ha integrado los equipos del Plan Nacional de Lectura, de la Cátedra de Narración Oral de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata y de la Escuela de la Palabra. Es colaboradora en a Universidad Nacional de Luján. Coordina talleres de Narración oral.

Taller integrado de lectura, escritura y narración oral nivel 2

Este taller está destinado a quienes tengan el deseo de indagar en la vida propia o ajena, en un contexto de época, experimentado en la producción y narración de sus escritos.
Requisitos: haber cursado el Taller integrado de lectura, escritura y narración oral nivel 1 o solicitar entrevista previa con los docentes.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docentes: Eduardo Dayan
Profesor y Licenciado en Letras. Ganador de Concursos Internacionales en Colombia y Ecuador por sus novelas juveniles Palomas son tus ojos y ¿Y si pasa noviembre sin tus ojos?, integra el Comité de la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires y de la Feria Infantil y Juvenil de la misma ciudad.
Leonor Arditti
Ha integrado los equipos del Plan Nacional de Lectura, de la Cátedra de Narración Oral de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata y de la Escuela de la Palabra. Es colaboradora en a Universidad Nacional de Luján. Coordina talleres de Narración oral.

Seminario de literatura europea

Este taller está destinado a quienes quieran leer críticamente textos narrativos de autores europeos clásicos: Gógol, Brecht, Mann, Tolstoi, Chéjov.
El campo abarcativo de cuestiones que plantean esencialmente la literatura rusa y la alemana clásicas son múltiples y variados. Enraizados en la época contemporánea, el contexto enmarca obras ineludibles que forman parte, desde hace tiempo, del acervo de la humanidad.
Requisitos: haber cursado algún taller con el docente o solicitar entrevista previa.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 16 clases.
Docentes: Eduardo Dayan
Profesor y Licenciado en Letras. Ganador de Concursos Internacionales en Colombia y Ecuador por sus novelas juveniles Palomas son tus ojos y ¿Y si pasa noviembre sin tus ojos?, integra el Comité de la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires y de la Feria Infantil y Juvenil de la misma ciudad.

Profundizar en la narrativa

El taller está destinado a quienes tengan el deseo de profundizar sus conocimientos literarios, leyendo críticamente textos narrativos de autores prestigiosos y escribiendo a partir de consignas de escritura o no.
Requisitos: haber cursado algún taller con el docente o solicitar entrevista previa.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docentes: Eduardo Dayan
Profesor y Licenciado en Letras. Ganador de Concursos Internacionales en Colombia y Ecuador por sus novelas juveniles Palomas son tus ojos y ¿Y si pasa noviembre sin tus ojos?, integra el Comité de la Feria del Libro Internacional de Buenos Aires y de la Feria Infantil y Juvenil de la misma ciudad.

Taller de narración oral: contar con la voz

Este taller se propone disfrutar plenamente del enorme capital simbólico que constituye la palabra, descubriendo cual es nuestra propia y personal manera de contar, y desarrollando al máximo nuestra capacidad de escuchar, para así poder jerarquizar los relatos que queremos trasmitir, ya sean éstos nuestras propias historias, los recuerdos heredados, los mitos, las leyendas o los cuentos de nuestros autores favoritos.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 16 clases.
Docente: Leonor Arditti
Ha integrado los equipos del Plan Nacional de Lectura, de la Cátedra de Narración Oral de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata y de la Escuela de la Palabra. Es colaboradora en a Universidad Nacional de Luján. Coordina talleres de Narración oral.

Taller literario I (escritura y análisis de textos)

Dirigido a interesados en escritura creativa y análisis de textos literarios, el taller propone un espacio de encuentro y producción de escritura, lectura crítica y teórica. A partir de una consigna –fórmula que incita a la producción de un texto- el taller literario se plantea: provocar la práctica de la escritura; luego, en la revisión, promover la práctica de una lectura productiva y criterios de autoevaluación. Conocer procedimientos de escritura a partir de la lectura de textos literarios de autores reconocida/os y motivar la discusión de problemas teóricos.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docente: Silvia Jurovietzky
Licenciada y profesora en Letras (UBA). Investigadora y Docente de la UBA Publicó Giribone 850 (Premio Poesía F.N.de las Artes, 2009), Un guisante bajo el colchón (2002), Panaderos (2007) y las antologías Papeles en reunión (2005) y Papeles en reunión II (2007).

Taller literario II (escritura y análisis de textos)

El objetivo del taller es escribir y analizar textos literarios, con la idea de profundizar en las diferentes verosimilitudes narrativas Se trabajará los géneros: policial, ciencia ficción, maravilloso y fantástico.
Requisitos: haber cursado el taller literario I o solicitar entrevista previa con la docente.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docente: Silvia Jurovietzky
Licenciada y profesora en Letras (UBA). Investigadora y Docente de la UBA Publicó Giribone 850 (Premio Poesía F.N.de las Artes, 2009), Un guisante bajo el colchón (2002), Panaderos (2007) y las antologías Papeles en reunión (2005) y Papeles en reunión II (2007).

Taller de análisis literario
Leer poesía implica componer redes interpretativas que por desconocimiento pueden parecer dificultosas. El taller propone incursionar en la obra poética de Oliverio Girondo y César Vallejo. También se abordarán algunos de las/os poetas de los 40 y los 60: Raúl Gonzalez Tuñón, Juan Gelman, Alejandra Pizarnik, Susana Tenon, Olga Orozco.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docente: Silvia Jurovietzky
Licenciada y profesora en Letras (UBA). Investigadora y Docente de la UBA Publicó Giribone 850 (Premio Poesía F.N.de las Artes, 2009), Un guisante bajo el colchón (2002), Panaderos (2007) y las antologías Papeles en reunión (2005) y Papeles en reunión II (2007).

Taller de escritura, narración y poesía – nivel avanzado

En este taller prestaremos especial atención a la escritura de cuentos, poesías, capítulos de novela, prosa poética, fragmentos e inclasificables. No hay motivación a partir de consignas, sino por una decisión productiva en dirección a un estilo propio y una preocupación por los procesos de corrección.
Ordenar y corregir lo escrito para la posible edición de los materiales, sería el objetivo de máximo de este taller.
Requisitos: haber cursado talleres de escritura o solicitar entrevista previa con la docente.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docente: Silvia Jurovietzky
Licenciada y profesora en Letras (UBA). Investigadora y Docente de la UBA Publicó Giribone 850 (Premio Poesía F.N.de las Artes, 2009), Un guisante bajo el colchón (2002), Panaderos (2007) y las antologías Papeles en reunión (2005) y Papeles en reunión II (2007).

Literatura argentina del siglo XX

En el taller se analizarán las aguafuentes, cuentos, novelas y textos dramáticos de Roberto Arlt; cómo hacer un uso estético de la cultura de masas, cómo resolver la tensión entre arte experimental y arte popular.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 16 clases.
Docentes:
Silvia Jurovietzky
Licenciada y profesora en Letras (UBA). Investigadora y Docente de la UBA Publicó Giribone 850 (Premio Poesía F.N.de las Artes, 2009), Un guisante bajo el colchón (2002), Panaderos (2007) y las antologías Papeles en reunión (2005) y Papeles en reunión II (2007).
Ana Miramontes
Licenciada y profesora en Letras (UBA). PhD in Hispanic Languages and Literatures (Major in Latin American Literature, Minor in Brazilian Literature). University of Pittsburgh, USA

Comprender y disfrutar a Borges I

El taller propone abordar la obra de Jorge Luis Borges desde el puro placer de la lectura compartida, ingresar en ella como en un laberinto, para adentrarnos en una realidad más rica y más profunda. Descubrir la Buenos Aires que soñó, con sus mitologías de arrabal y su pasado de gloria. Ingresar en su Universo literario y comprender por qué es uno de los más grandes escritores de la literatura universal.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docente: Alicia Ardila
Profesora en Filosofía (UBA). Miembro de la Asociación Borgesiana de Buenos Aires. Profesora Asociada Fundación Centro Psicoanalítico Argentino. Dicta cursos y seminarios sobre la obra de Jorge Luis Borges en distintas Instituciones privadas.

Comprender y disfrutar a Borges II

El taller propone adentrarnos en la obra de Jorge Luís Borges a través de la inagotable experiencia de una lectura compartida, recorrer cuentos poemas y ensayos para develar el sentido muchas veces oculto de sus textos, para interpretar sus símbolos, buscar sus fuentes, desentrañar sus misterios, recorrer junto con él la filosofía, la ciencia, la teología, la mitología clásica, la germánica, la celta, para llegar hasta el centro mismo del laberinto que conforma el universo borgeano.
Requisitos: haber cursado el taller de Comprender y disfrutar a Borges I o solicitar entrevista previa con la docente.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 32 clases.
Docente: Alicia Ardila
Profesora en Filosofía (UBA). Miembro de la Asociación Borgesiana de Buenos Aires. Profesora Asociada Fundación Centro Psicoanalítico Argentino. Dicta cursos y seminarios sobre la obra de Jorge Luis Borges en distintas Instituciones privadas.

Ficciones borgeanas

El taller propone un recorrido por la obra de Jorge Luís Borges para develar el sentido muchas veces oculto de sus textos, para interpretar sus símbolos, buscar sus fuentes, desentrañar sus misterios, recorrer junto con él la filosofía, la ciencia, la teología, la mitología clásica, la germánica, la celta, para llegar hasta el centro mismo del laberinto que conforma el universo borgeano, universo donde habitan el dios que es uno y los muchos dioses, universo que como el paraíso, podemos imaginar bajo la especie de una biblioteca.
Requisitos: haber cursado el taller de Comprender y disfrutar a Borges II o solicitar entrevista previa con la docente.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 16 clases.
Docente: Alicia Ardila
Profesora en Filosofía (UBA). Miembro de la Asociación Borgesiana de Buenos Aires. Profesora Asociada Fundación Centro Psicoanalítico Argentino. Dicta cursos y seminarios sobre la obra de Jorge Luis Borges en distintas Instituciones privadas.

El arte de narrar cuentos – niveles inicial, intermedio y avanzado

La Narración acompaña al ser Humano desde los orígenes de la Comunicación. El Hombre a través del tiempo siempre ha contado crónicas, historias; algunas veces reales, otras enriquecidas con la imaginación. Estos son Los Cuentos, que ponen en marcha la vida interior, se conectan con nuestras emociones. Estos talleres propician el descubrimiento y desarrollo de la cualidad de narrador propia de cada persona.

El arte de narrar cuentos - nivel inicial

Abordará la narración oral en la historia del hombre: sus orígenes, los motivos, dónde y por qué contar, su relación con otras disciplinas, modificaciones a través del tiempo, similitudes y diferencias en el mundo; a través de diferentes técnicas: cómo abordar un cuento, cómo aprenderlo,
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 16 clases.
Docente: Raúl Blasco
Mimo, Actor, Educador de Adultos, Operador Social, Docente Artístico. Narrador de Cuentos para Niños, Adolescentes y Adultos. Son sus maestros: Angel Elizondo, Alberto Sava, Juan Moreno, entre otros. Como docente ha participado en diversos programas de Desarrollo Humano en Argentina, Colombia, Ecuador; siempre fundamentado su actividad en los conceptos de Educación por el Arte.

El arte de narrar cuentos - nivel intermedio

Abordará la “puesta en escena”: estudio del espacio, calidades de movimiento, el objeto imaginario, dinamismos, presencia del narrador el repertorio: búsqueda y selección de material, abordaje del material elegido, el rol de las memorias, qué nos cuenta el cuento, los climas; la escucha: la atención, la concentración, relación palabra-imagen, el público adulto, el público infantil, las interrupciones.
Requisitos: haber cursado el taller del Arte de narrar cuentos - nivel inicial
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 16 clases.
Docente: Raúl Blasco
Mimo, Actor, Educador de Adultos, Operador Social, Docente Artístico. Narrador de Cuentos para Niños, Adolescentes y Adultos. Son sus maestros: Angel Elizondo, Alberto Sava, Juan Moreno, entre otros. Como docente ha participado en diversos programas de Desarrollo Humano en Argentina, Colombia, Ecuador; siempre fundamentado su actividad en los conceptos de Educación por el Arte.

El arte de narrar cuentos nivel avanzado

Abordará las “licencias” del narrador, la textualidad, la musicalidad, la improvisación, aspectos sensoriales, personajes. Interpretación. La característica expresiva: identificación y reconocimiento de la propia, la de los otros, estaticidad, kinesis, gestualidad, la mirada, la voz. Puesta en escena: “caja a la italiana”, otros espacios escénicos. manipulación del objeto real. Lo visible y lo oculto de los cuentos.
Requisitos: haber cursado el taller del Arte de narrar cuentos - nivel intermedio.
Frecuencia y duración: una clase semanal de dos horas. Total 16 clases.
Docente: Raúl Blasco
Mimo, Actor, Educador de Adultos, Operador Social, Docente Artístico. Narrador de Cuentos para Niños, Adolescentes y Adultos. Son sus maestros: Angel Elizondo, Alberto Sava, Juan Moreno, entre otros. Como docente ha participado en diversos programas de Desarrollo Humano en Argentina, Colombia, Ecuador; siempre fundamentado su actividad en los conceptos de Educación por el Arte.

IMPORTANTE

La información sobre los contenidos y requisitos de los cursos se encuentra tanto en el cuadernillo como en la web, (es indispensable consultar uno u otro indistintamente antes de inscribirse).

Nota: todos los cursos cuentan con una matrícula de hasta $20.-

Para inscribirse es necesario abonar la matrícula y primer cuota. - Vacantes limitadas

Para ver con más detalle ir a la página del Rojas

Ir al inicio

Un espacio que abre y festeja

Con una experiencia de diez años de trabajo, junto a todo un equipo interdisciplinario, la profesora Laura Estévez cumple este 2011, 11 años de permanencia del espacio no formal “Laberinto”; y 16 años de trayectoria desde que se implementó el proyecto por primera vez.
Como verdadera pionera en el tema de la narración, y los talleres de cuentos para niños, Estévez destacó que su taller no es el único, sino que hay otros que luego de éste trabajan.
Pero, como en todo los aspectos relacionados con el crecimiento de nuestros chicos, es preciso controlar la seriedad del lugar.
El sábado 26 tendrá lugar la apertura anual del taller de cuentos “Laberinto”. Según Estévez “los cuentos se relatarán de manera simultánea, en diferentes sectores de la casa, para que las familias puedan concurrir con sus hijos. De acuerdo con la edad de los chicos, será el sector en el que escucharán los relatos, apuntados a sus intereses”.
La actividad está programada para chicos de entre 2 y 12 años y está abierta a todos aquellos padres que quieran experimentar con sus hijos la experiencia de la narración de cuentos.
La cita es a las 18.30, en Arizu 127, Godoy Cruz. La entrada, claro, es libre y gratuita.

Etiquetas de Technorati: ,
Ir al inicio

Cuentos para crecer mejor

Desde diferentes disciplinas, el desarrollo de la narrativa, como espacio para los más chicos, es una suma de aciertos.

Cuentos para crecer mejor

No es preciso el papel ni un libro como objeto para disparar la imaginación de los chicos y emprender el vuelo fértil y fantástico que permiten los relatos.

jueves, 24 de febrero de 2011

“Érase una vez...” y la historia continúa, mientras los ojazos ingenuos vuelan al ritmo del orador y su cuento. Se trata nada, más ni nada menos, del hada madrina de los niños (aunque ellos no lo sepan): “La narrativa”.
Ese lugar en donde el cuento encuentra el espacio para colarse en la imaginación, hace congeniar las piezas del rompecabezas y... ¡Voilà!: el esqueleto cronológico, perfecto, se vuelve luz en la mente de los más chicos. Claro no es algo que se haga como por arte de magia. Como todo, es un proceso.
Aquí, en nuestra provincia y desde hace once años, existe un espacio no formal, que transita esos umbrales, y está orientado a los más chicos.
Pero: ¿cuáles son las riquezas que puede deparar a nuestros niños el placer de escuchar un cuento? En esta nota, opiniones de especialistas que nos ayudan a reconocer las bondades de este hábito milenario.


El hábito hace al niño
La narrativa es la especialidad literaria que se dedica a contar historias, eventos y sucesos, en diferentes modalidades. Y éstas tienen que ver con el cuento, la novela, la leyenda y el mito.
Todas poseen un factor común: la acción de narrar. Esto es: un trayecto contado que requiere un principio y un fin, y una secuencia de acciones en el tiempo, que constituyen el hilo narrativo.
Es a través del hilo narrativo que seguimos el curso de los acontecimientos, que se suceden a partir la descripción y el relato. Listo, hasta allí la mera teoría. ¿Pero de qué manera los más chiquitos incorporan esta secuencialidad temporal?, ¿cómo ayuda a su mente el hecho de relatar estos sucesos por medio del cuento?
Laura Estévez, profesora de enseñanza primaria y pre-escolar, especializada en didáctica de la narrativa infantil y la cabeza a cargo del espacio no formal “Laberinto” precisó: “desde los talleres, y con chicos cuya edad parte desde los dos años, trabajamos con una propuesta basada en la educación a través del arte. De esta manera el niño va formándose en el desarrollo de la lectura, con capacidad en la comprensión y producción de textos y la habilidad de desarrollar su potencial creativo”.
¿Cómo se aborda esta tarea?: “contando una historia, un cuento, para luego pedirles que lo vuelvan a contar -explica Estévez-. Este trabajo de hormiguita les va permitiendo incluir una estructura narrativa”.
Una vez que ésta es incorporada, los chicos también se apropian de una coherencia textual vinculada a un ordenamiento secuencial.
Sin embargo ese criterio es una semilla que crece si se riega de la mejor manera. Para Estévez “en los colegios las narraciones se trabajan de manera segmentada. En cambio la educación por medio del arte, en espacios no formales, logra la ‘integralidad’; ya que se abordan todos los lenguajes: como la plástica, la corporalidad, la oratoria, entre muchos otros”.
Es así entonces que por medio de estrategias lúdicas se logra que los niños se apropien, desde lo educativo, de los procesos cognitivos.
Las áreas artísticas que implican este proceso incluyen: la teatralidad (el niño puede emular las características de uno de los personajes; por ejemplo, un viejito), el recuento oral (en donde si ellos notan que el orador se salta algo de la historia, suelen pararlo y aclarar la parte olvidada), la reproducción de sonidos (se los puede grabar para que puedan luego escucharse), la plástica (utilización de disfraces, murales, títeres), la producción grupal (en la invención de un cuento).
Los pro -sin contras- de narrar historias a nuestros chicos, se vinculan con múltiples aspectos que van desde la comprensión y producción de textos y el amor por la lectura, hasta la estimulación de la creatividad; sin que por ello se identifique a ese espacio como un lugar relacionado con la escuela y sus obligaciones, sino más bien con el juego y sus formas de expresarse.


Lo lingüístico en el niño
Desde la mirada de Susana Hocevar, profesora titular de Didáctica de la Lectura en la UNCuyo, “la narratividad es un tema prioritario en el desarrollo lingüístico-cognitivo de los niños, porque son dos procesos que van juntos. El mayor crecimiento que logra el niño lo hace a través de la narración. Una de las tesis centrales que apoyamos es la de Bruner: ‘la narratividad es el eje central de la vida humana’”.


Si esto es así, nos preguntamos: ¿cómo desde muy pequeños los niños, en su proceso de adquisición de lenguaje y palabras, utilizan diversos aspectos de la narratividad? Nos responde la especialista: “La mayoría de las investigaciones destacan que el niño, por medio de los cuentos que escucha de su orador, aprende muchas cosas imprescindibles como descontextualizar, imaginar otros mundos, interpretar la intencionalidad y los estados mentales de los demás, descubrir distintas personalidades e intenciones”.
Muchas investigaciones sostienen que desde los 3 años los chicos pueden captar y conocer -por medio de los cuentos- las diversas posibilidades del mundo que los rodea.
“Para Bruner nuestro mundo es una narración. De manera cotidiana vivimos infinitas narraciones que van mutando a lo largo de nuestra vida. Está comprobado que desde los tres años los niños logran internalizar el esquema narrativo por medio de herramientas como los cuentos. Es decir: una estructura de todo lo previsible que va a suceder. Un principio al estilo ‘había una vez...’, personajes en un tiempo y un lugar determinado, un conflicto y un desenlace. Esta internalización les permite captar lo que es ‘normal’ de lo que no lo es. Definitivamente el poder de la narración es profundo y enriquecedor”, concluyó Hocevar.

Analía de la Llana - adelallana@losandes.com.ar

Fuente: Los andes

Etiquetas de Technorati: ,
Ir al inicio

Vida, cultura y magia del Caimán de Sanare se expondrá en Barquisimeto

 

La vida, la cultura y la magia del juglar larense El Caimán de Sanare se expondrá en Barquisimeto, en Lara, a partir de este viernes, cuando se inaugure una exposición en homenaje al famoso cuentacuentos José Humberto Castillo, mejor conocido como el Caimán de Sanare.

Esta información la dio a conocer el coordinador del Ministerio del Poder Popular para la Cultura en esta entidad federal, Héctor Salas.

Indicó que la muestra se abrirá a las 11 de la mañana de este viernes 25 en la Galería Visión Artística del Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), en la avenida Lara de Barquisimeto.

Señaló que en esta exposición se exhibirán objetos característicos del Caimán, como sombreros, marusas, alpargatas y otros instrumentos cotidianos utilizados en vida, por el juglar que el pueblo larense sembró en su tierra de Sanare, a finales de septiembre del año pasado, luego de que el 27 de ese mismo mes falleciera.

Salas explicó que esta exposición llamada Vida, Cultura y Magia del Caimán de Sanare forma parte del programa Conexión Cultural que organismos del Estado y organizaciones sociales del área cultural, realizarán en 2011 en esta entidad federal de la región Centro-Occidental del país y que se inicia con el homenaje al Caimán de Sanare.

Salas refirió que junto con la inauguración de la muestra se presentará el libro Sin decí una garra e`mentira: Cuentos orales del Caimán de Sanare. Asimismo, participarán las narradoras orales Guadalupe Díaz y Graciela Anzola. En el acto también tocarán Los Golperos de Sanare.

Como parte del mismo homenaje al Caimán, a las 3:00 de la tarde de ese mismo viernes se proyectarán documentales sobre la vida y la obra de José Humberto Castillo, actividad que se llevará a cabo en la sede de la Cinemateca de Barquisimeto, en las avenidas José María Vargas con Uruguay.

A las 5:00 de la tarde, en la misma sede de la Cinemateca, se realizará el concierto Un tributo de la juventud para El Caimán. En esa actividad se presentarán las agrupaciones El Pacto, De Khalafarys y Radio Candela.

José Humberto Castillo, El Caimán de Sanare, nació el 3 de Enero de 1937 en Las Rasitas, caserío Palo Verde, del municipio Andrés Eloy Blanco, cuya capital, Sanare, se encuentra a 75 kilómetros de Barquisimeto.

Fue un hombre de muchos oficios, según se recuerda en el libro Retrato hablado de Sanare. José Humberto se desempeñó como vendedor ambulante, jornalero, trabajador de faenas agrícolas y pecuarias.

Además como educador itinerante llevó sus enseñanzas a escuelas, liceos, universidades, pueblos, caseríos y ciudades del país. Era un maestro excepcional del cuento oral y la educación no formal.

Este juglar larense era conocedor y difusor de la cultura campesina, mitos, leyendas y medicina popular, filósofo popular de fecunda y rectilínea historia, uno de los tantos que existen y enaltecen el patrimonio cultural moral y espiritual de nuestro contexto local, regional y nacional.

El Caimán, en una oportunidad, expresó: "Después de la muerte uno vuelve a nacé en otra naciente, en espíritu… cuando yo me despida de este mundo, les pido que me lleven música, cuentos y alegría". Eso mismo lo harán este viernes en Barquisimeto.

Fuente: AVN

miércoles, 23 de febrero de 2011

Ir al inicio

Cursos de narración oral y lectura en VILLA LUGANO Argentina

El programa Bibliotecas para armar, en conjunto con el Banco Ciudad, inicia la inscripción para el curso de Capacitación en Narración Oral y Lectura en Voz Alta. El curso es gratuito y está destinado a referentes de bibliotecas comunitarias, docentes y aquellos interesados en incentivar la lectura en niños, adolescentes y adultos.

Se trabajarán, entre otros, los siguientes ejes temáticos:

  • Conceptos teórico-prácticos acerca de la narración de cuentos.
  • Distintas corrientes y técnicas. En busca del propio narrador.
  • Nociones del uso y cuidado de la voz.
  • Preparación del texto para ser contado.

El curso estará a cargo de la docente Gabriela Halpern y tendrá inicio el miércoles 16 de marzo. A partir de aquí se dictara todos los miércoles a las 18 hs en el Auditorio Museo Monte Piedad, Av. Boedo 870, 2º Piso (por escalera). La duración será de 8 encuentrosuno por semana-, las vacantes son limitadas y para la inscripción se requiere enviar los siguientes datos: nombre completo, número de DNI, teléfono y mail.

Bibliotecas para armar es un programa del Ministerio de Cultura porteño que fomenta y apoya el trabajo de las bibliotecas comunitarias de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Gabriela Halpern

Narradora oral y docente. Se formó como narradora con Ana Padovani y Ana María Bovo. Estudió teatro con Lorenzo Quinteros y clown con Raquel Sokolowicz. Desde 1997 narra en escuelas, librerías y Ferias del Libro. Es creadora del espectáculo “El mar preferido de los piratas” basado en el cuento de Ricardo Mariño.

Informes e inscripción:

(5411) 4331-0706 - bibliotecasparaarmar@buenosaires.gob.ar

Ir al inicio

CUENTO INFANTIL ANIMADO: ROSA CARAMELO

Hoy les dejo un link a un cuento “equilibrado” (así se le llama), o cuento NO SEXISTA, que puede interesarles.

Intenté ponerlo como video pero no pude

PARA VERLO HACER CLIK ACÁ

 

Ir al inicio

El cuento de las hadas y los hados

Les comparto esta nota que muestra diversas miradas editoriales sobre la literatura infantil, no porque acuerde con dichas miradas sino por que son las que demarcan el curso en el presente.

Desde mi punto de vista, tal como he expresado en otros artículos, estos cuentos en sus versiones originales van más allá de los sexos físicos, pues apuntan a energías femeninas y masculinas que cada ser humano posee dentro de sí mismo.

Creo que la mayor dificultad reside en habernos olvidado que la tradición oral además de formar y acompañar el desarrollo de los miembros de una comunidad, brinda, en la mayoría de los casos, una perspectiva que integra lo material con lo espiritual y por ello perdura en el tiempo.

Los dejo aproa con la nota para que saquen sus propias conclusiones.

El cuento de hadas y los hados

Lo políticamente correcto choca con la tradición oral: Igualdad y UGT desaconsejan los relatos clásicos por sexistas - 'Blancanieves' o 'Cenicienta' siguen vigentes pese a las alternativas más actuales

Autora de la nota: AURORA INTXAUST

Hadas, princesas, madrastras, vampiros. El mundo de la fantasía nos lleva a historias imposibles y nos lanza a aventuras increíbles. ¿O es el mundo real? Los cuentos nos introducen en el universo de la lectura y al mismo tiempo nos descubren sentimientos como los celos en el caso de Cenicienta, la envidia en Blancanieves o el abandono en Hansel y Gretel. Durante años, los clásicos de Hans Christian Andersen, los hermanos Grimm o Charles Perrault han mostrado a los niños un mundo en el que el papel de la mujer y el hombre eran diferentes, porque correspondían a una época muy distinta a la que vivimos hoy.

Los nuevos cuentistas abordan otro tipo de temas relacionados con los valores que deben predominar en nuestra sociedad, como la solidaridad, el medio ambiente, el respeto al otro o la amistad. Pero lo políticamente correcto no derrota por ahora a la tradición y el cuento clásico sigue tan vigente como siempre. Hay quien apuesta por reinventar los cuentos y sobre eso hay diferentes teorías. Y hay otros que creen que resulta absurdo incluso el planteamiento de que pueda cuestionarse un patrimonio cultural de este orden.

El mercado editorial infantil y juvenil en España es uno de los más potentes de Europa, con una facturación anual que supera los 300 millones de euros. Se editan cantidades importantes de autores contemporáneos españoles y extranjeros. Sin embargo, los cuentos clásicos se llevan la mayor parte de la manzana. El Ministerio de Igualdad, el Instituto de la Mujer y el sindicato FETE-UGT apuestan por acercar a los niños cuentos no sexistas, ya que consideran que las historias infantiles suelen estar llenas de estereotipos. "Casi todas las historias colocan a las mujeres y a las niñas en una situación pasiva en la que el protagonista, generalmente masculino, tiene que realizar diversas actividades para salvarla", apunta Luz Martínez Ten, secretaria de Políticas Sociales de FETE-UGT. Y ahí están cuentos como La Bella Durmiente, Cenicienta o Blancanieves para demostrarlo.

Tan convencidos están de que a través de la educación se pueden lograr objetivos como fomentar la igualdad entre niños y niñas y prevenir la violencia de género que han lanzado la campaña Educando en Igualdad. "Que a las niñas les gusten las muñecas y a los niños los coches, y que las enfermeras sean mujeres y los mecánicos, hombres, es cuestión de educación". Así lo plantea la Federación de Enseñanza de UGT en la citada campaña, que ha editado 42.000 guías en las cuatro lenguas oficiales. Sin embargo, esta tesis no es compartida de forma generalizada. "Cuando se pregunta a los niños y niñas de seis y siete años qué quieren ser de mayores, los niños optan por las carreras tradicionalmente más masculinas, como presidente del Gobierno, político, astronauta, empresario, inventor, presidente de un club de fútbol o futbolista, pero ninguno dice que quiere tener niños o piensa en el amor y en los afectos, mientras que las niñas siguen dirigiéndose a aquellas carreras que son más aceptadas socialmente, y lo primero que expresan es que de mayor quieren casarse, tener muchos niños y tener una casa muy bonita y, después, hablan del trabajo", puntualiza Luz Martínez. Los docentes en los primeros cursos de la enseñanza son mayoritariamente mujeres. Sin embargo, el número de catedráticas que hay en las universidades públicas españolas es el mismo que hace 25 años.

Pilar Pérez, propietaria de la librería madrileña El Dragón Lector, asegura que a la hora de adquirir un libro infantil sigue predominando el cuento clásico frente a otras ofertas. "Hay muchos libros en las estanterías en los que los papeles asignados a la madre son más acordes a nuestra realidad. Les puede narrar una aventura sin dejar de lado la fantasía". Y cita como ejemplo el relato El boogie de los culitos, de Guido van Genechten, en el que el papá elefante es quien cuida de la casa y la madre es la que sale a trabajar.

La experiencia le ha demostrado a esta librera que es en la etapa de entre 10 y 12 años donde las lecturas elegidas por chicos y chicas se diferencian más. "Los chicos tienden a descolgarse de la lectura porque les atrae mucho más el mundo de los videojuegos y las chicas se lanzan a los vampiros y fantasmas. Lo que sí he comprobado es que bajo ese trasfondo fantasmal ellas buscan historias de amor". Pilar Pérez y su marido José Villota llevan seis años organizando actividades en torno a los libros porque creen que su labor es abrir una puerta al mundo de la lectura.

"En los 25 años que llevo impartiendo clases, las mentes y las actitudes de los chicos y las chicas han cambiado de forma importante. Nos preocupamos mucho de buscar material a través del cual los escolares puedan ver las distintas maneras de enfrentarse a nuestra sociedad", apunta Esther Vázquez, profesora de Educación Primaria. Y, en ese sentido, Luz Martínez Ten sostiene que la escuela es el mejor lugar para combatir actitudes sexistas y defender los valores de igualdad. "No podemos prescindir de los cuentos tradicionales porque forman parte de nuestra cultura. No vamos a hacer una pira con ellos y quemarlos. Se deben analizar y poner en evidencia aquello que no es correcto o no está bien. Lo bueno sería romper con la inercia sin eliminar el elemento mágico que debe tener todo cuento. Se puede y se debe jugar con los personajes, reflexionar, experimentar y analizar el papel del hombre y de la mujer en el texto", sentencia Martínez.

El ministerio, el Instituto de la Mujer y UGT han elaborado una guía para el profesorado en la que se destaca que el sistema educativo fue concebido para formar al alumnado en el marco de socialización patriarcal, en el que los hombres debían trabajar en el ámbito público y las mujeres, en el privado. Y que el sistema educativo actual ignora la realidad histórica y social de las mujeres y oculta su contribución a distintos campos del saber y al desarrollo de la humanidad. Además, apunta que en los libros de texto y en otros materiales del aula se utiliza un lenguaje "pretendidamente genérico, que deja invisible a la mitad de la humanidad".

"La educación es el instrumento para conseguir una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres", puntualiza Isabel Martínez, secretaria general de Políticas de Igualdad. "No se puede negar que se ha avanzado mucho en los últimos años, pero queda mucho camino por recorrer". Martínez es partidaria de romper estereotipos incluso en los cuentos y, a la hora de adquirir libros para los más pequeños, busca alternativas diferentes a los clásicos y se lanza a ofertas distintas, como La cenicienta que no quería comer perdices, de Nunila López Salamero con prólogo de Maruja Torres.

En esa línea de buscar algo distinto que ofrecer al lector está el editor de Thule, José Díaz, quien apuesta por la calidad de las ilustraciones y por textos diferentes. "Reinventar los clásicos para ser políticamente correctos es como ponerle puertas al campo. Cada época genera sus propios relatos y corregirlos no tiene ningún sentido". Eso no impide que editen cuentos como La boca del lobo, que es la historia explicada desde el punto de vista del lobo de Caperucita, que reconoce apenado que todo lo ocurrido fue un accidente. Otro de los cuentos editados por Díaz es Recetas de lluvia y azúcar, de las madrileñas Eva Manzano y Mónica Gutiérrez, un recetario de emociones que van de la templanza a la timidez, pasando por la paciencia o la tristeza. O El libro inclinado, de Peter Newell, en el que se narra la historia del carrito de un bebé que se le escapa a su madre y va atropellando a todo el mundo.

A María Castillo, editora de SM, lo que le mueve a la hora de publicar y elegir los temas es "el sentido común". "Y lo mismo me ocurre con este tema de la igualdad. No creo que sea necesario llevar las cosas al extremo. Hay que educar las emociones, los sentimientos, pero nunca imponiendo, porque el efecto que logras probablemente sea el contrario", añade. Castillo, que durante 13 años fue profesora y lleva 25 en el mundo editorial, es reacia a modificar los cuentos clásicos, esos que provienen del mundo oral y que se han transmitido a lo largo de los siglos. "Ahora abordamos temas como la justicia y la transparencia a través de relatos como Jaime de cristal, de Gianni Rodari; la tolerancia en El país del cuadrado, de Tanucci, o el amor en Un regalo del cielo, de Gustavo Martín Garzo".

En la misma línea argumental se manifiesta Marta Bueno, directora de infantil y juvenil de Planeta: "No creo necesario reinventar los cuentos que han formado parte de nuestras vidas". En los 32 años que llevan editando las historias de Teo se han ido modificando los distintos elementos para ir acorde a los tiempos. Lo que parece evidente es que en la literatura infantil y juvenil que se publica en España los personajes femeninos se han priorizado y han cobrado mayor peso en las historias.

Fuente: el país

martes, 22 de febrero de 2011

Ir al inicio

Capacitación gratuita en Narración Oral y Lectura en Voz Alta (Buenos Aires, Argentina)

El programa Bibliotecas para armar —dependiente del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires—, en conjunto con el Banco Ciudad, informa que está abierta la inscripción para el curso de Capacitación en Narración Oral y Lectura en Voz Alta.

El curso es gratuito, será coordinado por la docente Gabriela Halpern, y está destinado a referentes de bibliotecas comunitarias, docentes y aquellos interesados en incentivar la lectura en niños, adolescentes y adultos.

Se trabajarán, entre otros, los siguientes ejes temáticos:

  • Conceptos teórico-prácticos acerca de la narración de cuentos.
  • Distintas corrientes y técnicas. En busca del propio narrador.
  • Nociones del uso y cuidado de la voz.
  • Preparación del texto para ser contado.

Los encuentros (8 en total) serán todos los miércoles, a las 18 horas (inicia el miércoles 16 de marzo de 2011), en el Auditorio del Museo Monte Piedad (Av. Boedo 870, 2º Piso —por escalera—, Buenos Aires.

La inscripción es gratuita y las vacantes limitadas. Para la inscripción se solicita enviar los siguientes datos: nombre completo, número de DNI, teléfono y dirección de email.

Gabriela Halpern es narradora oral y docente. Se formó como narradora con Ana Padovani y Ana María Bovo. Estudió teatro con Lorenzo Quinteros y clown con Raquel Sokolowicz. Desde 1997 narra en escuelas, librerías y Ferias del Libro. Es creadora del espectáculo El mar preferido de los piratas, basado en el cuento de Ricardo Mariño.


Para mayor información e inscripción:

Programa Bibliotecas para armar
Tel: (54 11) 4331-0706
Email: bibliotecasparaarmar@buenosaires.gob.ar o en la Web

Etiquetas de Technorati:
Ir al inicio

TALLER DE ESCRITURA CREATIVA

¡A pedido del publico tercer y ultimo intensivo de verano!
TALLER DE ESCRITURA CREATIVA
Intensivo de verano

Taller de carácter exploratorio que busca, a través de varias técnicas, la expresión literaria. A través de diversos ejercicios y juegos de estimación nos acercamos a la palabra escrita. Clase a clase, se va descubriendo qué es lo que cada uno quiere contar y las herramientas con las que contamos para desarrollar la imaginación y la creatividad. Apto para narradores orales y actores, dramaturgos, guionistas, para aficionados a la escritura y docentes.
No se requiere experiencia previa
CONTENIDOS
1ª Clase - Mi crítico y yo. Trabajo individual que se centra en la aceptación de la propia escritura, sin crítica ni censura.
2ª Clase - Cosas que cuentan. Los objetos toman la palabra y nos cuentan su historia.
3ª Clase - Mujeres con historia. La escritura y la pintura. Las palabras pueden pintar y las pinturas pueden contar.
4ª Clase - Te presto mi cuaderno. Mi cuaderno, tu cuaderno, nuestro cuaderno. Mi historia, la tuya y la nuestra.
5ª Clase - Cartas que queman. ¿Qué misterios y milagros se esconden en una carta? revelamos las historias que esconden los sobres.
6ª Clase - Rompecabezas. ¿Cómo puedo crear a partir de deshacer un texto?

Del 28/2 al 5/3 inclusive de 19 a 21hs


Coordina: Graciela Monge
Lugar: El conventillo del aprendiz, San Telmo
Arancel: $ 150, 00
Pueden contactarme para hacer cualquier tipo de consulta al: 011-4217-0809 cel. 11-15-6056-0772. Correo:
grace0006@hotmail.com

Ir al inicio

El “cuento de hadas”: crónica de un destinatario infantil no anunciado

Conferencia Lij :

El “cuento de hadas”: crónica de un destinatario infantil no anunciado (1)- Por María Susana Capitanelli (*)

Para iniciar el tema de los cuentos maravillosos desde el punto de vista de la literatura, leeremos un cuento:

Había una vez una niñita a la que su madre le dijo que llevara pan y leche a su abuela. Mientras la niña caminaba por el bosque, un lobo se le acercó y le preguntó adónde se dirigía.

–A la casa de mi abuela– le contestó.

–¿Qué camino vas a tomar, el camino de las agujas o el de los alfileres?

–El camino de las agujas.

El lobo tomó el camino de los alfileres y llegó primero a la casa. Mató a la abuela, puso su sangre en una botella y partió su carne en rebanadas sobre un platón. Después se vistió con el camisón de la abuela y esperó acostado en la cama.

La niña tocó a la puerta.

–Entra, hijita.

–¿Cómo estás, abuelita? Te traje pan y leche.

–Come tú también, hijita. Hay carne y vino en la alacena.

La pequeña niña comió así lo que se le ofrecía; mientras lo hacía, un gatito dijo:

–¡Cochina! ¡Has comido la carne y has bebido la sangre de tu abuela!

Después el lobo le dijo:

–Desvístete y métete en la cama conmigo.

–¿Dónde pongo mi delantal?

–Tíralo al fuego; nunca más lo necesitarás.

Cada vez que se quitaba una prenda (el corpiño, la falda, las enaguas y las medias), la niña hacía la misma pregunta; y cada vez el lobo le contestaba:

–Tírala al fuego; nunca más la necesitarás.

Cuando la niña se metió en la cama, preguntó:

–Abuela, ¿por qué estás tan peluda?

–Para calentarme mejor, hijita.

–Abuela, ¿por qué tienen esos hombros tan grandes?

–Para poder cargar mejor la leña, hijita.

–Abuela, ¿por qué tienen esas uñas tan grandes?

–Para rascarme mejor, hijita.

–Abuela, ¿por qué tienes esos dientes tan grandes?

–Para comerte mejor, hijita.

Y el lobo se la comió.

Todos reconocemos en el texto que acabo de leer, elementos que nos remiten a un cuento muy famoso y por todos conocidos: “Caperucita roja”. Sin embargo, en el relato leído la niña no tiene caperuza roja, tampoco la madre le advierte sobre los peligros del bosque, no hay leñador y el lobo no sólo no es castigado sino que se come a la abuela y a la nieta. Además, esta Caperucita realiza un verdadero streep-tease ante el lobo y es acusada de canibalismo por el gatito que la observa. Sin duda esta versión de Caperucita Roja difiere de la que hoy conocemos. Ese texto fue extraído del libro La gran matanza de gatos, de Robert Darnton (1998:15-16) y la versión proviene de la recopilación de cuentos franceses de Paul Delarue y Marie Louise Tenèze, Le conte populaire français, (París, 1976). Es un cuento tipo 333, “el glotón”, en la clasificación estándar de Aarne-Thompson, a quienes Delarue y Tenèze siguieron para ordenar los cuentos que recopilaron de fuentes orales. En cambio la versión que hoy circula y aún se les cuenta a los niños, es la de la colección de cuentos de los hermanos Grimm o adaptaciones de ella, en general, reducidas.

Vemos entonces que hay más de una versión (o variantes) de este cuento, que entre las distintas versiones existen importantes semejanzas pero también fuertes diferencias y que estas, las diferencias, nos son detalles menores. Lo mismo sucede con otros cuentos de los denominados “infantiles” o “de hadas”, como Cenicienta, por ejemplo.

Como desde el punto de vista de la literatura, este tema es bastante complejo, lo abriré en algunos interrogantes:

1) ¿A qué nos referimos cuando decimos “cuentos infantiles” o “cuentos de hadas”?

2) ¿Son realmente “infantiles” estos cuentos? ¿Siempre tienen un final feliz?

3) ¿Por qué perduran? ¿Son válidos para cualquier sociedad de cualquier época?

Intentaré aproximar algunas respuestas que no clausuran las preguntas, pues estas siempre quedarán abiertas.

Con respecto a la primera pregunta - ¿a qué tipo de cuentos nos referimos? – el universo de lo que hoy se denomina literatura infantil es muy vasto. Dentro de ese universo, nuestro tema es el de los cuentos conocidos como “cuentos de hadas”, aunque no en todos hay hadas. Sin embargo se los agrupa bajo ese nombre o bajo el de “cuentos infantiles”. Entre los más conocidos por todos, además de “Caperucita roja”, están “Blancanieves”, “La bella durmiente del bosque”, “La Cenicienta”, “Pulgarcito”, “Barba Azul”, “El gato con botas”, “La bola de cristal”, etc. Este conjunto de cuentos ha condicionado la configuración de la literatura infantil y muchos de los conceptos que se tienen respecto de ella. De algunos de esos cuentos conocemos las versiones de los hermanos Grimm, de otros las de Charles Perrault. Así por ejemplo, la versión de “Pulgarcito” más conocida es de Perrrault, lo mismo sucede con “La Cenicienta”.

De modo que estamos hablando de un conjunto relativamente reducido de cuentos que hemos recibido de Europa en versiones escritas que originalmente fueron recogidas de la tradición oral y que, en general, se provienen o de las versiones de Perrault o bien de los hermanos Grimm, o de reelaboraciones o adaptaciones de lo que ellos escribieron. No nos referimos aquí a otros cuentos, también famosos y transmitidos a los niños en versiones adaptadas y abreviadas, como “Alí Babá y los cuarenta ladrones” o “Simbad el marino”, que pertenecen al conjunto de “Las mil y una noches”, cuyo origen oriental es milenario y muy complejo

¿Cómo son estos cuentos a los que nos referimos, qué rasgos comunes tienen?

En realidad sería más apropiado llamarlos cuentos maravillosos (Todorov,1974). Son cuentos maravillosos aquellos en los que suceden hechos sobrenaturales, o bien hay personajes o elementos con atributos sobrenaturales. Tanto los personajes como el receptor aceptan lo maravilloso sin sorpresa ni temor, como característica del universo ficcional que esos cuentos crean. Nada de lo que ocurre en el cuento produce duda en el receptor ni requiere explicaciones racionales, se acepta la existencia de lo mágico: metamorfosis, hechizos, seres y objetos dotados de poderes mágicos, etc. En el mundo maravilloso no sólo viven las hadas, también hay enanos, duendes, ogros, brujas, gigantes, además de todo lo que hay en la tierra: árboles, vino, pan y hombres que con frecuencia quedan hechizados.

Dentro de ese mundo, lo sobrenatural es verosímil, o sea que no es verdadero respecto de la realidad, sino creíble en el mundo de la ficción (Ricoeur, 1983). Para aceptar esa verosimilitud maravillosa, el receptor (lector u oyente) debe suspender momentáneamente la incredulidad y creer en ese mundo mientras está dentro de él, a la vez que es conciente de que su credulidad dura lo que dura el cuento. Esto se logra realizando tácitamente un “pacto ficcional” con el narrador, que implica aceptar las reglas de juego que propone el modelo de mundo creado en el texto.

La ficcionalidad es una característica de la literatura en general. Como en el juego, el “pacto ficcional” supone una doble conducta: la suspensión de la incredulidad y simultáneamente saber que se la suspende (Lotman, 1978). En consecuencia, en la recepción de un texto ficcional, aceptamos como juicios auténticos lo que se nos cuenta y no pretendemos fundar su origen en la realidad. Al mismo tiempo somos concientes de este “juego”. La cualidad de ficcional de un texto depende del contexto cultural y del concepto de literatura que este sustente.

Se entra al mundo mágico de estos cuentos a través de sus fórmulas de inicio: “Había una vez…”, Érase una vez…”, “Hace mucho tiempo…”, “En un país muy lejano…” Aunque la presencia o ausencia de estas fórmulas depende mucho de las traducciones, el hecho de que estén bastante generalizadas indica que no hay precisión de tiempo ni de espacio. Los hechos que se cuentan no están anclados en un contexto ficcional concreto. La indeterminación temporal y espacial confieren una cierta absolutez al tiempo, que es como un no tiempo; el lugar es muchos o todos los lugares, o ninguno. El cuento nos pide que creamos en los hechos que se van a contar mientras dure el relato que finaliza con la fórmula de cierre: “Y colorín colorado…”, “Fueron felices y comieron perdices”, entre otras.

Los personajes son tipos, es decir que representan rasgos generales. Están definidos por una o dos cualidades esenciales y por sus acciones, sin matices, en general sin nombre propio o con nombres que delimitan sus rasgos y lo que estos rasgos provocan. Así Blancanieves, cuya belleza desata el conflicto se caracteriza por su blancura; La Bella Durmiente, más que un nombre propio es una síntesis de la cualidad más importante del personaje y de su función en relación con el conflicto que provocará las acciones del héroe, el Príncipe. El cuento dice “el hijo del Rey, o “un Príncipe”, “un ogro”, la Madrastra, etc. Son personajes genéricos que representan cualidades o valores: Pulgarcito, además de ser muy pequeño, es la astucia, la inteligencia, el Gato con Botas también.

Otra característica de estos cuentos es la sencillez de su estructura narrativa. El conflicto se desata rápidamente, así por ejemplo, en el Pulgarcito de Perrault, se presentan los personajes y su situación en los tres primeros párrafos e inmediatamente emerge el conflicto con la decisión de los padres de abandonarlos. Lo mismo sucede en Blancanieves, en La Bella Durmiente y en la mayoría de los cuentos. Luego se despliegan en acciones que muchas veces implican repeticiones (tres veces intenta la madrastra matar a Blancanieves; tres veces dice el Gato con Botas a los campesinos qué deben responder al Rey); los diálogos son rápidos y las descripciones escasas. Hay por lo tanto un predominio de la acción que pone en relieve las peripecias de los héroes y heroínas y genera fuertes tensiones y distensiones (Cenicienta escapando del palacio, los enanos que salvan a Blancanieves, etc.).

Los cuentos de hadas, son una variedad del cuento maravilloso, con características similares a las expuestas, en los que aparecen predominantemente las hadas como personajes. Las hadas, al igual que los duendes, son más propias de la tradición anglosajona que, por ejemplo, de la francesa.

Vemos entonces que en el conjunto que conocemos como cuentos de hadas, algunos son realmente de hadas y otros corresponden a la categoría más amplia de lo maravilloso.

La segunda pregunta que propuse era si son realmente “infantiles” estos cuentos y se relaciona directamente con la que plantea si todos tienen final feliz. Estos interrogantes requieren una mirada histórica.

Los cuentos maravillosos no siempre se han dirigido a un público exclusivamente infantil. Durante siglos fueron una forma de entretenimiento cultivada por la sociedad de los adultos de todas las clases sociales y en diversos contextos culturales. El desplazamiento del público adulto al exclusivamente infantil es un fenómeno que se produce en Europa entre los siglos XVIII y XIX. Por otra parte, la historia de este tipo de cuentos se alterna entre la tradición oral y la escrita, y es casi imposible trazar una clara línea de demarcación entre las dos.

En cuanto a la transmisión oral, costumbre cuyo origen se pierde en el tiempo, algunos testimonios confirman que no eran cuentos para niños. En 1547, un escritor francés, Nöel du Fail, en su libro Propos rustiques describía una importante institución francesa, la veillée (velada), reunión nocturna junto a la chimenea, donde los hombres reparaban sus herramientas y las mujeres hilaban mientras escuchaban los cuentos que los folcloristas registrarían 300 años después. En ese libro hay ya también una versión de Cenicienta.

Destinados a divertir a los adultos, o quizás también algunos a asustar a los niños, estos cuentos pertenecían fundamentalmente a un fondo de cultura popular campesina atesorada durante siglos por analfabetos. Los campesinos, como todos los narradores de cuentos, adaptaban el ambiente del cuento a su propio ambiente, pero conservaban los elementos principales intactos, usando repeticiones, rimas y diversos recursos mnemotécnicos. Las variaciones se subordinan a estructuras estables. En este sentido podemos decir que, quizás, la caperuza roja de Caperucita, sea sólo un detalle agregado en las versiones escritas.

Las grandes recopilaciones de los folclorólogos (que transcribían directamente de narradores orales), hechas a fines del siglo XIX y principios del XX, ofrecieron la oportunidad de conocer y leer ese material. Pero el gran obstáculo es la imposibilidad de escuchar a aquellos narradores en su contexto. Sin importar lo exactas que puedan ser las versiones de los cuentos registradas por escrito, ellas no pueden transmitir los efectos que les daban vida en aquel contexto de transmisión-recepción: las miradas astutas, las pausas dramáticas, el uso de ademanes para describir las escenas, el empleo de sonidos para acentuar los actos, como llamar a la puerta. Todo esto modelaba el significado de los cuentos.

A diferencia de la escritura en la que la comunicación es diferida, en la narración oral sin medios electrónicos, el mensaje es simultáneamente transmitido y percibido, aquí y ahora. En la oralidad, tanto el locutor-narrador del cuento, como los receptores de la narración y las circunstancias en las que se narra (que pueden o no estar representadas en el texto escrito), construyen el sentido del cuento. El texto oral, en la medida en que una voz lo manifiesta compromete un cuerpo en relación con otros cuerpos, los de los oyentes, en una situación que no puede disociarse de la función social del narrar.

El cuento no es sólo lo que se cuenta sino también cómo, cuándo, dónde se cuenta, a quiénes se lo cuentan y cómo los oyentes lo reciben. La función de este tipo de cuentos se manifiesta en relación con el horizonte de expectativas de los oyentes, con lo que ellos desean y esperan, con la situación concreta en la que se produce el acto de narrar. Lo que se cuenta responde de algún modo a preguntas del oyente, tiene un anclaje en la afectividad profunda, en los fantasmas y creencias de una sociedad determinada. El sentido se construye en el contexto mediante la participación y la identificación de todos con lo que se cuenta.

El historiador francés Robert Darnton observa los cuentos desde la historia etnográfica y los vincula con un contexto histórico concreto. Muchos de sus elementos se explicarían desde la historia de las mentalidades, desde cómo y qué pensaba la gente que narraba esos cuentos. Para Darnton, versiones muy crudas y realistas, como la Caperucita que leímos al comienzo, pertenecen a la Francia del Antiguo Régimen, la de los siglos XV y XVIII, antes de la Revolución Francesa de 1789.

Los campesinos del Antiguo Régimen vivían en un mundo de madrastras y huérfanos, de trabajo cruel y de emociones brutales. La vida era sórdida y breve. El señorío feudal y la economía de subsistencia implicaban que el cultivo fuera colectivo. Los campesinos eran relativamente libres, pero no podían escapar del sistema de señorío que los subordinaba al poder del señor feudal dueño de las tierras. Este les negaba parcelas cultivables suficientes para lograr una independencia económica y les quitaba casi todos los excedentes que producían. Grandes masas vivían en estado de desnutrición crónica, pues la población sobrepasaba el límite de la capacidad productiva. Había guerras y epidemias. Una gran cantidad de población flotante: - campesinos arruinados - vagaba a la deriva buscando comida, eran vagabundos, ladrones, contrabandistas, a veces se alistaban en el ejército para poder comer y luego desertaban, generalmente con alguna mutilación. La vida era despiadada, una lucha contra la muerte por doquier. Las mujeres morían muy jóvenes, las malas condiciones de vida producían una gran cantidad de muertes de mujeres y bebés durante el parto. Por este motivo, los hombres se casaban nuevamente y por eso proliferaban las madrastras más que los padrastros. Un nuevo hijo significaba generalmente la diferencia entre ser pobre e indigente. Toda la familia dormía en una o dos camas rodeados del ganado para tener calor, por lo que los hijos eran partícipes de las relaciones sexuales paternas. La infancia no era considerada una etapa distinta de la vida, distinguible de otras - adolescencia, juventud - por la manera de vestir o la conducta. Los hijos trabajaban a la par de los padres apenas empezaban a caminar.

Ese contexto explicaría un cuento como Pulgarcito, escrito por Charles Perrault a fines de la década de 1690, en el clímax de la peor crisis demográfica del siglo XVII, época en la que las epidemias y el hambre diezmaron la población, razón por la que muchos padres abandonaban a sus hijos porque no podían alimentarlos. Las madres solían exponer a sus bebés al contagio de enfermedades para que enfermaran y murieran pues no podían alimentarlos. Un dato que corrobora el estado de la sociedad francesa de la época del Antiguo Régimen es este: el 45% de los franceses nacidos durante el siglo XVIII murieron antes de cumplir los 10 años. Las mujeres tenía alrededor de cinco hijos, pero sólo dos o tres llegaban a la vida adulta.

En este marco, en la mayoría de los cuentos la realización de deseos se convierte en un programa de sobrevivencia y no en fantasías para escapar de la realidad. Así, la salida del héroe “en busca de fortuna” puede ser sólo un eufemismo para decir que salía por los caminos a pedir limosna o robar para subsistir. Los cuentos les decían a los campesinos cómo era el mundo y les ofrecían estrategias para hacerle frente, y en general no tenían un final feliz. El tipo ideal es el individuo pequeño, oprimido, que sale adelante gracias a su ingenio. La mayoría de los cuentos no estaban dirigidos a los niños pero eran admonitorios, eran señales de advertencia para el que salía al mundo en busca de fortuna, propiciaban la desconfianza, pero también la valentía y la astucia. En muchos de ellos había estupro, incesto y canibalismo.

Es muy conocida por ejemplo, una versión de la Bella Durmiente, en la cual el Príncipe, que estaba casado con otra mujer, viola a la princesa dormida. De esa violación nacen un niño y una niña y la Bella Durmiente despierta cuando los bebés comienzan a mamar de los pechos de su madre. El cuento desarrolla después otras acciones: los intentos de la suegra del príncipe, que era una ogresa madre de su esposa legítima, por comerse a los descendientes bastardos. (Cuento tipo 410 en la clasificación de Aarne-Thompson, versión registrada según esta clasificación en Delarue y Tenèze,1976)

De modo que en ese universo, los cuentos tenían modulaciones acordes con el contexto campesino. Cumplían allí una determinada función.

Pero no sólo los campesinos los conocieron. Algunos miembros de las clases cultas entraron en contacto con relatos de la tradición oral, los reelaboraron, adaptándolos a los gustos y a los principios educativos en boga, dándoles una función diferente.

Tal es el caso de Charles Perrault, quien tomó su material de la tradición oral. Quizás su fuente principal fue la niñera de su hijo, pues hacia el siglo XVII los niños de las clases altas eran receptores de esos cuentos a través de niñeras y sirvientes que provenían del campo. Perrault retocó esas versiones para adaptarlas al gusto de las “preciosas” y los cortesanos, a quienes dedicó su primera versión de su “Contes de ma mère l'Oie”, 1697 (Cuentos de mamá Oca). El título evoca un antiguo romance en el que Mamá Oca convoca a su hijitos para relatarles historias aleccionadoras y prevenirlos contra las asechanzas de la vida.

Esto marca el tono de los cuentos de Perrault que se distancian de las versiones orales, haciéndolos menos austeros, más lógicos, a veces, no siempre, menos cruentos pero también irónicos. En cierto modo la obra de Perrault se adscribe a la moda literaria. El destinatario de estos cuentos es un adulto, de hecho muchos están dedicados a damas de la Corte, aunque sus enseñanzas parecen dirigirse al aspecto “infantil” del adulto. Todos finalizan con una o dos moralejas un tanto ambiguas, con claras alusiones a la sociedad a la que se dirigían. Así, la moraleja con la que Perrault cierra su Caperucita Roja:

“Aquí vemos que los niños,

sobre todo las niñas

bellas, dulces y gentiles, no deben escuchar a cierta clase de gentes,

y que no es raro,

que los lobos se hayan comido a tantas.

Digo el lobo, pues no todos los lobos

son iguales. Hay algunos corteses, que

sin ruido y sin hiel, complacientes y dulces

siguen a las doncellas hasta su casa, o por las callejuelas. Pero, ¡ay!, ¿quién

no sabe que los lobos melosos son los

más peligrosos de todo?”

Las versiones de Perrault volvieron hacia la oralidad a través de un pequeño libro de bolsillo, “La Bibliothèque bleue”, que era leído en voz alta en las veladas, en las villas, donde alguien sabía leer. Muchas de estas versiones vueltas a la oralidad se difundieron más allá de las fronteras francesas, hacia Alemania, en general a través de familias francesas calvinistas perseguidas en la sociedad francesa que era oficialmente católica. Esas familias huían de Francia, llevando su repertorio de cuentos orales, entre otros, las versiones de Perrault. Esta es en parte la fuente de los hermanos Jacobo (1785- 1863) y Guillermo (1786- 1859) Grimm, quienes escucharon el Gato con Botas, Barba Azul y otros cuentos de una vecina y amiga que los había aprendido de su madre, originaria de una familia calvinista francesa. Además de los cuentos llevados a Alemania por los franceses, los Grimm escribieron cuentos que escucharon de pastores y campesinos de su país, y de barqueros del río Rhin.

Jacobo Grimm era filólogo y folclorista, su hermano Guillermo era poeta. Como trabajaron en el período romántico y el Romanticismo adhería a lo popular y a lo mágico, sus versiones de los cuentos tienen un aire folclórico a la vez que una atmósfera poética.

Con los Grimm el niño se convierte en destinatario de los cuentos de hadas, a partir de la edición de 1819 de “Cuentos de niños y del hogar” (Kinder und Hausmärchen). A pesar del título, en el prólogo, escrito por Guillermo, dice: “El libro no está escrito para niños, aunque si les gusta, tanto mejor; no hubiera puesto tanto ánimo en componerlo de no haber creído que las personas más graves y cargadas de años podían considerarlo importante…” O sea, en estos cuentos la apariencia es para los niños pero lo profundo es para los adultos y valía la pena escribirlos muy bien precisamente por los posibles lectores adultos.

El libro tuvo tanto éxito que pronto hicieron otras ediciones, exclusivas para niños. Las sucesivas ediciones implicaron reescrituras y cambios. La definitiva es de 1843. Con la publicación de estos cuentos, el desplazamiento de destinatario –de los adultos a los niños– que había comenzado en el siglo XVII, alcanzó su completa realización. Los Grimm consagraron lo que conocemos como el cuento de hadas moderno para niños.

Entre los principales cambios introducidos por los Grimm, se pueden señalar: la inclusión de nexos lógicos más fuertes –en línea con la mentalidad burguesa corriente y su moral–, cortes de episodios truculentos, censuras y una acentuada transmisión de virtudes tales como la sencillez, la modestia, y la caridad, también la inteligencia que vence a la fuerza bruta. Los finales son siempre felices y sus cuentos incluyen algunos elementos descriptivos más propios de la escritura literaria que de las versiones orales que les dieron origen.

Esos cambios estaban en consonancia con la visión de niño propia del siglo XIX. El concepto de “inocencia infantil” es en realidad muy tardío en la historia. En la Edad Media, por ejemplo, no se protegía a los niños de posibles conductas pecadoras, ni se aplicaban reglas restrictivas a su vida sexual y social. Es el siglo XVIII, con la Ilustración, los pedagogos y moralistas, el auge y difusión de la escolaridad, el que introduce en las clases burguesas, un nuevo concepto de infancia basado en el fortalecimiento del carácter y la razón de los niños. Luego, el empuje de la clase media en el siglo XIX, con su ideal de constituir una célula familiar autosuficiente, configura un espacio propio para la infancia: moralidad, camas, tutores, juegos, dietas, lecturas, todo específico para ellos. De modo que el destinatario infantil se define tardíamente en relación con la antigüedad de los relatos.

Según Tolkien (1998), los cuentos de hadas no son para niños pues no hay en ellos ningún rasgo esencial que los vincule con ellos, dice que “la asociación entre la mente infantil y estos cuentos es un accidente de nuestra historia doméstica”. En el mundo moderno e ilustrado, los cuentos de hadas han sido relegados por los adultos al cuarto de los niños, como un mueble pasado de moda. Sostiene que sólo algunos niños y algunos adultos sienten afición por este tipo de cuentos. Lo que pasa es que las reescrituras y adaptaciones para niños los han destinado a ellos desgajándolos del conjunto del arte adulto.

Tolkien denominó “el caldero de los relatos” al proceso de transformación de los cuentos de hadas. O sea: el cuento, tal cual viene servido por un autor o narrador, es la sopa. En la marmita en la que se cuece esa sopa, los huesos con los que se hizo han estado siempre hirviendo y siempre se han estado agregando nuevos trozos, a veces exquisitos otras desabridos.

Esta perspectiva histórica permite decir que los cuentos llamados “infantiles” o “de hadas” no siempre fueron para niños, tampoco todos tuvieron finales felices, además presentan versiones diversas. Se les dio un destinatario infantil, desde una determinada concepción de niño y también desde una determinada visión artística.

Desde mi punto de vista, la concepción que destinó a los niños este material, partía de asociar la idea de “arte para la infancia” con la de “infancia del arte”, o sea, con el arte popular, oral. No tuvieron en cuenta que los cuentos no sólo provenían de tradiciones orales sino que habían formas mixtas. De esta manera, las formas literarias más vinculadas a lo popular quedaban fuera de la literatura, como parte de una especie de etapa infantil del arte. Lo mismo sucede actualmente, entre nosotros, con las leyendas y relatos de origen indígena que ya prácticamente sólo circulan en ediciones adaptadas para niños.

De todo lo expuesto puede inferirse que este tema, el de los cuentos maravillosos, o de hadas, o infantiles como se les ha llamado, es cuando menos un terreno impreciso, resbaloso y cambiante, pues siguen variando o adquiriendo modulaciones diferentes según cada contexto. Pensemos por ejemplo en la Blancanieves de Walt Disney, que ya es todo un estereotipo, con un lenguaje absolutamente distante tanto del de las versiones orales como de las escritas. Un lenguaje de la imagen es otro lenguaje, por lo tanto, otro texto. Muy pronto, también en imagen cinematográfica, podremos ver “La verdadera historia de Caperucita Roja”. ¿Nos llevará a desestimar todo lo dicho aquí?

En medio de tanta variación y cambio, cabe plantearse la última pregunta que propuse ¿por qué perduran? ¿Son válidos para cualquier sociedad de cualquier época?

Aparentemente, el caldero de los cuentos conserva los huesos esenciales, ciertas estructuras narrativas básicas que se van adecuando a los diversos contextos. Tolkien decía que si los cuentos maravillosos perduran es porque los elementos que se conservaron en ellos, por más truculentos que sean, están allí por su efecto literario. Si algunos elementos muy antiguos de los cuentos se mantuvieron o fueron insertados por los narradores, fue porque estos instintivamente sentían su importancia literaria, su importancia en cuanto a la construcción del verosímil maravilloso.

Ahora bien, la literatura, en general, también los cuentos maravillosos, trata sobre las grandes cuestiones de la vida; el amor, el odio, la muerte, el miedo, las pérdidas, el deseo, el abandono, la traición… Por su universalidad respecto de la condición humana y por su atemporalidad estos temas atañen a cualquier contexto y época.

Mario Vargas Llosa, en un ensayo titulado “La verdad de las mentiras” (1990) se refiere la ficción, a la verdad que hay en ella:

“(…) La literatura hunde sus raíces en la experiencia humana, de la que se nutre y a la que alimenta.(…) Sueño lúcido, fantasía encarnada, la ficción nos completa, a nosotros, seres mutilados a quienes ha sido impuesta la atroz dicotomía de tener una sola vida y los deseos y fantasías de desear mil. En el embrión de toda novela bulle una inconformidad, late un deseo (...)”

Los cuentos maravillosos son ese sentido un caso extremo, pues el mundo mágico que crean, encerrado entre sus fórmulas de inicio y de cierre, permite todo: evadirse de los límites humanos (como el hambre, la pobreza, la injusticia), inclusive vencer a la muerte. En ellos suceden hechos terribles, verdaderas catástrofes, pero si los finales son felices, a pesar de la dureza de las pruebas que los héroes pasan, nunca la derrota es total. Esto plantea la visión de un gozo pleno, imposible en el mundo.

Esos valores a través de los cuales la ficción maravillosa nos completaría y consolaría, son seguramente más necesarios para los adultos que para los niños. Pero nosotros, los adultos, los buscamos en otra parte porque cargamos con al hábito de casi dos siglos con los cuentos maravillosos relegados al cuarto de los niños. Tenemos otros gustos.

¿Y qué pasa con los niños? ¿Tienen vigencia y valor para ellos de hoy? ¿Por qué se los contamos? si es que se los contamos o leemos

Desde el punto de vista artístico, acuerdo con Tolkien en que su valor está en la calidad interna del relato, cuando la tienen. Ella reside en la consistencia del mundo mágico y todo lo que él procura: fantasía, evasión, poder, goce en la superación imaginaria de carencias.

Un texto bien construido prefigura efectos en el receptor: si los personajes son atractivos conmueven y generan identificaciones con ellos; la intensidad de sus peripecias, la tensión de los conflictos provoca emociones, miedo, por ejemplo, un miedo que se siente pero que también se distiende al resolverse el conflicto. A esto le llamamos catarsis, que es un aspecto de la experiencia estética. La sobriedad y sencillez de los relatos, la escasez de descripciones, dejan espacios vacíos para que el receptor los llene con su imaginación: imaginación creadora, otro aspecto de la experiencia estético-literaria.

Esas son las posibilidades inscriptas en estos cuentos. El hecho de que esos efectos posibles se concreten, depende no sólo del cuento sino de la situación en la que se cuenta. Es entonces difícil evaluarlos en relación con el niño al margen de situaciones concretas.

Aunque hoy el contexto en el que se reciben sea más reducido que el de las antiguas veladas francesas, aunque se limite a un niño y su madre o padre, o abuelo/a, a la habitación durante los momentos previos al dormir, o a la maestra y sus alumnos en círculo alrededor de ella, ese contexto es imprescindible, aún cuando los cuentos sean leídos en voz alta en vez de narrados. En la lectura solitaria en cambio, sin los matices de la voz, sin la mirada y los gestos, sin un oyente que condiciona el acto de narrar, estos cuentos se vuelven demasiado rígidos, planos, parecen perder funcionalidad y, por lo tanto, sentido.

Creo entonces que estos cuentos maravillosos, como a lo largo de toda su historia, adquieren un sentido según quién cuenta o lee y para quién, qué grado de intimidad, comunicación e inclusive complicidad, existe entre ambos. También la construcción del sentido por el receptor depende de qué cuento se elige, cómo se lo cuenta, qué pautas y condiciones imponen la mirada y los gestos del que escucha Y aún así, el valor es relativo: a algunos niños les gustan y a otros no. Algunos piden el mismo cuento una y otra vez, los memorizan y corrigen olvidos del narrador, se identifican con los personajes y juegan a ser ellos. Inclusive muchos niños pequeños mezclan acciones y personajes de diversos cuentos y arman así relatos propios.

Los parámetros acerca de la edad adecuada también son relativos. Pueden dialogar con estos antiguos cuentos niños de tres o cuatro años o de diez u once, según el vínculo que con literatura se vaya estimulando en ellos.

Lo cierto es que la historia de la literatura infantil se ha configurado partiendo de una premisa falsa: que los cuentos maravillosos, son para niños, como si hubiera en ellos algo inherente o totalmente compatible con la mentalidad infantil.

La literatura infantil se ha desarrollado a veces rechazando esos cuentos por fantasiosos o cruentos – como el de Hansel y Gretel o Barba Azul -, otras reivindicándolos, imitándolos para parodiarlos, retomándolos para invertir su sentido y suscitar una diversión transgresora, como cuando Caperucita se come al lobo, por ejemplo. También se los cambia para contextualizar sus temas o sus personajes en la actualidad. Así, en un cuento de Silvia Schujer, Cenicienta y Blancanieves se escapan de una biblioteca y transitan por la ciudad de Buenos Aires haciendo toda clase de picardías.

Quizás la transformación más interesante es la que cambia el mensaje admonitorio en mensaje de transgresión. Este último es, por ejemplo, el caso del cuento de María Elena Walsh,Historia de una princesa, su papá y el príncipe Kinoto Fukasuka”, que se relaciona transtextualmente con el cuento maravilloso “El rey-rana” (en versión de los Grimm). Este trata sobre la autoridad paterna y su exigencia para que la hija cumpla las promesas hecha a una rana, aunque le dé asco casarse con ella que luego, felizmente, se transformará en un hermoso príncipe. El cuento de María Elena Walsh, en cambio, propone transgredir la autoridad paterna para lograr la felicidad casándose con un príncipe “gordito, simpático, inteligente y con bigotito”, el cual, antes de convertirse en un príncipe que desafía al Emperador, no era rana sino mariposa. Por otra parte el padre, a la inversa del rey de los Grimm, tan poderoso, autoritario y serio, es aquí un pusilánime que, ante la primera amenaza del príncipe gordito grita pidiendo ayuda a sus tías, a los bomberos, a la policía. Sin duda, este cuento escrito en 1966 permite construir diversos sentidos, unos por el niño que reirá si conoce “El rey-rana” o cualquier otro cuento con princesas y reyes poderosos. Pero el adulto, aún experimentando el humor, no dejará de constatar la rebeldía y el acto de protesta que este cuento de Walsh propone a comienzos de una dictadura militar en la Argentina.

Cada texto es su lectura, o su escucha, inclusive estos a los que durante tantos años se los ha considerado como los “más propiamente infantiles” y que hoy, a muchos, les parecen ya ingenuos y anticuados.

Bibliografía:

BRAVO-VILLASANTE, Carmen; prólogo (y traducción) de El rey del a montaña de oro y otros cuentos de los hermanos Grimm; Biblioteca de cuentos maravillosos, José Olañeta. Editor, Palma de Mallorca, 1985.

DARNTON, Robert; La gran matanza de gatos y otros episodios en la historia de la cultura francesa; Fondo de Cultura Económica, México. 1998.

LOTMAN, Iuri; Estructura del texto artístico; Madrid, Istmo, 1978.

PERRAULT, Charles, Caperucita Roja. En Cuentos de Perrault; Ed. Porrúa, México, 1992.

RICOEUR; Paul; Temps et récit I; Seuil, París, 1983.

TODOROV,Tzvetan; Introducción a la literatura fantástica; Ed.Tiempo Contemporáneo; Buenos Aires, 1974.

TOLKIEN, J.R.R.; Los monstruos y los críticos y otros ensayos; Minotauro, Barcelona, 1998.

Cuentos de hadas victorianos; edición e introducción a cargo de Jonathan Cott; Ediciones Siruela, Madrid, 1997.

VARGAS LLOSA, Mario; La verdad de las mentiras; Barcelona; Seix Barral;1990.

(*) María Susana Capitanelli (msusanac@arnet.com.ar) es Licenciada y Profesora en Letras, Universidad Nacional de Cuyo. Magister en Creatividad Aplicada, Universidad de Santiago de Compostela, España; Profesora titular en las cátedras de Literatura Infantil y de la Didáctica de la Literatura Infantil, en la Facultad de Educación Elemental y Especial de la Universidad Nacional de Cuyo, en donde creó en 1995 el Centro de Investigación y Difusión de la Literatura para niños y lo dirigió hasta 2003. Coordina talleres literarios y de escritura creativa, para adultos, jóvenes y niños desde 1983.

(1) Texto completo de la conferencia “Los cuentos infantiles”, Sociedad Psicoanalítica de Mendoza, 5 de setiembre de 2003.

Texto tomado del blog de la LIJ, que pueden ver acá

Ir al inicio

La palabra viaja y se encuentra

Image

Para más información los invito a visitar el blog de Tarija 2011

sábado, 19 de febrero de 2011

Ir al inicio

Taller de Cuentacuentos

¿Querés aprender a contar cuentos?

Clase abierta y gratuita de Narración Oral

en La Manzana de Las Luces, Perú 272.

Sala De Representantes

Miércoles 23 de febrero a las 19.00 hs.

Inscripción 2011

155 953 4565 / 4674-6174

requetecuentos@hotmail.com Luna dormida

Docentes: Elisa Vázquez y Vivi García

jueves, 17 de febrero de 2011

Ir al inicio

NARRACIÓN ORAL, CURSOS Y TALLERES FEBRERO MARZO 2011

Taller de Producción y Montaje

A cargo de Mayerlis Beltrán y Fernando Cárdenas

La Plata: Sábado 5, 12, 19 y 26 de marzo de 11.30 a 14.00, Centro Cultural Islas Malvinas, Calle 19 y 51

Capital Federal: Miércoles 2, 9, 16 y 23 en El Jardín de los Ángeles, Av. Corrientes 1680, piso 1°

Con inscripción previa, únicamente por mail claudiocuentos@gmail.com

Introducción

Este seminario va dirigido a narradores orales o personas interesadas en la narración oral.

Se apoya en elementos teórico-prácticos que permitan a los artistas realizar espectáculos, en los cuales puedan explotar al máximo los elementos que comprenden la escena y los recursos narrativos. Se abordarán temas como la producción, el montaje (adaptación, la comunicación con el espectador y la preparación escénica) y la puesta en escena.

Objetivo

Brindar técnicas que faciliten y mejoren el proceso de realización de un espectáculo de narración oral escénica

Estrategia

Este seminario está dividido en tres etapas, que se trabajarán en cuatro encuentros.

Producción

En las artes escénicas toda producción de un espectáculo se divide en pre- producción, producción (montaje) y en pos producción. Este orden es variable según los procesos particulares de cada espectáculo. Pero en este taller preservaremos este orden en la medida de lo posible, con fines pedagógicos.

La pre-producción de un espectáculo de narración oral, comprende la investigación, selección de cuentos o escritura. El decidirse por una de éstas tres depende de la morfología del espectáculo.

La producción es el montaje en sí. Es la materialización de lo planeado en la pre-producción.

La pos-producción es la etapa en la cual el narrador piensa a qué público va dirigido, si influye la época del año, es decir, en qué época funciona más contarlo (Ej: tema patriótico o navidad), lugar físico de representación, cantidad de gente que puede verlo por función, cómo se va a vender, etc.

Montaje

La adaptación.

Es preciso que el narrador conozca y decida la estructura del relato a trabajar, y lo re-ordene según la intención que busca lograr en el oyente.

Comunicación con el espectador.

Podremos potenciarla al controlar la información, decidiendo y dosificando los datos que se le brindan al espectador, determinando el punto de vista o focalización de quien narra, apoyándose en el discurso, la voz y el cuerpo.

La preparación escénica.

Esta unidad busca que el narrador seleccione y/o elabore los elementos que utilizará en la escena, al igual que los movimientos que acompañarán la narración y la manipulación de los objetos.

Puesta en escena

A partir de los elementos trabajados en la unidad “La preparación escénica”, se realizará un trabajo de dirección y de limpieza de los espectáculos narrativos. También se analizarán las características de pos-producción de cada espectáculo realizado.

MAYERLIS BERLTRAN - FERNANDO CARDENAS

Maestros en arte dramático. En su formación como actores, recibieron talleres con reconocidos maestros de todo el mundo. Han participado en numerosas obras, como actores y directores, también han participado en varios festivales de teatro y narración oral en su país, Paraguay, Mexico y en Venezuela. Sus cuentos son tradición oral de la costa caribe colombiana, de literatura universal y algunos de sus propia autoría; en ellos mezclan la narración oral, el teatro, la música y el humor costeño. Han participado en versiones anteriores del Festival Internacional de Cuentacuentos, Te doy mi palabra.

___________________________________________________________________

El Arte de Narrar, Intensivo: Abanico Cuentero

Coordina Diana Tarnofky

Inicio el lunes 21 de febrero

Dirigido a docentes, estudiantes de profesorados y carreras pedagógicas, bibliotecarios, trabajadores/as en el área de salud, locutores/as, artistas de diferentes disciplinas y toda aquella persona interesada en investigar los misterios del arte de narrar.

Propuesta del taller:

Explorar en profundidad una historia posible de ser narrada. Conocer e indagar las 1001 variantes que ofrece la historia elegida en su traducción a la oralidad. Reconocer e investigar el abanico de “voces” que habitan en cada cuentero/a. Entrenar en un campo grupal la singularidad cuentera de cada participante.

Duración: 5 días

Cursada: Lunes a viernes de 18.30 a 20.30

Sede: Acevedo 262. (Eter- Escuela de Comunicación)

DIANA TARNOFKY

Narradora; Técnica Nacional en Recreación y Tiempo Libre. Especialización docente en Educación por el Arte (I.V.A). Desde 2006 forma parte de la comisión organizadora del Encuentro Internacional de Narración Oral, en el marco de la Feria Internacional el Libro de Buenos Aires. Narradora estable de "Juana Pimienta", ciclo radiofónico conducido por Liliana Daunes en Radio Nacional. Realiza talleres de capacitación docente en CEPA (Ciudad de Buenos Aires) Coordina “El arte de narrar” en Eter desde 2004. Coordinó y protagonizó el ciclo ALQUIMIA, articulando la narración oral con otros lenguajes artísticos en Virasoro Bar. “Puente y Puerta”, “Público /Privado”, “Tu alma vive” fueron performances presentados a partir de la obra de la artista María Gil Araújo. Sus espectáculos y talleres recorren ferias de libros, bibliotecas, escuelas, teatros, festivales y encuentros nacionales e internacionales de narración oral: Uruguay, Brasil, Chile, Perú. Fue galardonada con el Premio Pregonero 2004.

Informes e inscripción: a partir del 7 de febrero de 2011 exclusivamente en cursos@eter.com.ar  y narradiana@fibertel.com.ar

___________________________________________________________________

¿Querés recibir sugerencias acerca de tus relatos?

Coordina Vivi García

Te espero, estaré haciendo clínica los días: miércoles 9, viernes 11, martes 15, viernes 18, martes 22 y viernes 25.

Horario: de 19.00 a 21.00, en Floresta

Para narradores con repertorio

requetecuentos@hotmail.com / 4674-6174 / 155 953 4565

___________________________________________________________________

Seminarios de verano

Coordina Inés Grimland

-"Vivir la magia de los cuentos" - Nivel 1 
Para impulsar el talento creativo y la construcción del relato por medio del lenguaje verbal y no verbal.
Lunes 7 - 14 y 21 de febrero de 18 a 21 hs.
-"Vivir la magia de los cuentos" Nivel 2
Entrenamiento para narradores. Como potenciar las cualidades narrativas del narrador y su historia.
Selección de repertorio - Puesta en escena - Dirección de Espectáculos - Producción -
Seminarios intensivos con narradores del interior y/o exterior de la Argentina.
Martes 8 - 15 y 22 de febrero de 18 a 21 hs.
- "Para reírte mejor" - El humor en la narración oral y en la vida.
El humor es un punto de encuentro - Para aprender a reír de lo que nos regocija y de lo que nos duele.
Para encontrar el humor en situaciones que no son felices y recuperar la intimidad de una sonrisa.
Martes 8 - 15 y 22 de febrero de 10 a 13 hs.
Miércoles 9 - 16 y 23 de febrero de 18 a 21 hs. 
Consultas e inscripciones: ines@inesgrimland.com.ar

___________________________________________________________________

De cómo contar los cuentos

Taller - laboratorio de narración oral

Iniciación y avanzados

Coordina Marta Lorente

En marzo comienzan lo nuevos grupos y talleres

Informes: 15-4496-1296  /  4864-3657

martalorente@cuentosaldia.com

___________________________________________________________________

GrataPalabrA

(Espacio de Narración Oral) te invita a la clase abierta introductoria a los talleres 2011, a cargo de Silvina Felice (docente y narradora).

Martes 1 de marzo a las 19 hs. En GRUPO RED, Del Valle Iberlucea 4277 (Altura Hipólito Yrigoyen al 5900) Remedios de Escalada, Partido de Lanús.

Entrada libre y gratuita. Informes gratapalabra@gmail.com o al teléfono (011) 1556090013 (de lunes a viernes de 14 a 20 hs.)

___________________________________________________________________

Taller de Narración Oral

Coordina Dora Apo

5 Encuentros, Nivel 1 y 2

Inicia el sábado 5 de marzo
Jardín de los Ángeles, Av.Corrientes 1680, piso 1°

Informes: 011 4305-0038  /  15-4439-1632

doraapo19@gmail.com

___________________________________________________________________

Rayuela, el arte de contar cuentos

Talleres teóricos prácticos de narración oral

Coordinados por Claudio Ledesma

Sedes: Capital Federal, La Plata, San Isidro, Lanús e Ituzaingó

Inician en marzo, unico taller del 2011.

Informes: 011 15-5825-4210  claudiocuentos@gmail.com

- Zona Norte, San Isidro - Boutique del libro, Chacabuco 459 entre 9 de Julio e Ituzaingo

Abierta la inscripción para el taller cuatrimestral, inicia el lunes 14 de marzo.

- Zona Sur, Lanús - Disparate Violeta, Sitio de Montevideo 1265 (Lanús)

Abierta la inscripción para el taller cuatrimestral, inicia el martes 8 de marzo.

- Zona Oeste, Ituzaingó - Espacio Cultural La Ferretería del Arte, Mansilla 775

Abierta la inscripción para el taller cuatrimestral, inicia el miércoles 9 de marzo.

- Centro, Capital Federal - Jardín de los Ángeles, Av. Corrientes 1680, piso 1°

Abierta la inscripción para el taller cuatrimestral, inicia el jueves 10 de marzo.

- La Plata - Centro Cultural Islas Malvinas, Calle 19 y 51

Abierta la inscripción para el taller cuatrimestral, inicia el sábado 11 de marzo.

Programa

- “Contando mi historia”

El relato oral. Visualización de imágenes a través de estímulos sensoriales.

- “DesArmando cuentos”

Adaptación de textos. El pasaje de lo escrito a lo oral. Núcleos de acción e imágenes. El texto, ¿es un texto sagrado?

- “Clínica del cuento”

Revisar, reformar y reparar la estructura dramática y los aspectos formales narrativos de un relato ya contado por el narrador, pero susceptible de mejorarse.

- “La narración oral, una herramienta escénica”

Del teatro al cuento. Diferencias entre el monologo y el cuento. La narración oral como espectáculo. Proyección escénica, planos y espacios.

- “La narración oral, una herramienta terapéutica”

La terapia directa e indirecta. El cuento para personas enfermas. El rol del cuentacuentos en el hospital.

- “La narración oral, ¿una herramienta pedagógica?”

El vicio impune. Psicoanálisis de los cuentos de hadas. El derecho a ser feliz. La narración oral infantil. La literatura infantil.

CLAUDIO LEDESMA

Es experto en Literatura Infantil y Juvenil. Representó a la Argentina en los Festivales Internacionales de Cuentacuentos de Chile, Uruguay, Colombia y México.

Presentó sus espectáculos de narración oral para chicos y adultos en ferias del libro, cafés literarios, librerías, universidades, plazas, parques y teatros.

Creó y dirige el Círculo de Cuentacuentos y la publicación Te doy mi palabra: noticias de los cuentacuentos.

Fue narrador contratado por la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP) y la Dirección General del Libro y Bibliotecas del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Dictó talleres de narración oral a través de Extensión Universitaria de la Universidad de Buenos Aires, en el Instituto Universitario Nacional del Arte y en Universidades Privadas.

Todas las noches cuenta cuentos en el micro “Dulces cuentos” que se emite por Canal 2 de Villa Gesell.

Es docente de narración oral para el Diplomado de Expertos en Literatura Infantil y Juvenil que se desarrolla en Universidades de Chile, Colombia, Perú y Brasil.

Conferencista y cuentacuentos de Neuroeducación del seminario “El cerebro lector” impartido en Lima, Perú y Medellín, Colombia.

Es Director del Festival Internacional de Cuentacuentos Te doy mi palabra, que se lleva a cabo desde el año 2000 y se desarrolla en Buenos Aires y con sedes en prácticamente toda la Argentina.

Director del Encuentro Cuenta Habana que se lleva a cabo todos los años en la isla de Cuba.

Y cuentacuentos contratado por la Secretaría de Cultura y Educación de la ciudad de la Plata.

Etiquetas de Technorati: ,,