jueves, 13 de enero de 2011

Ir al inicio

UNA NOTA AL CUENTACUENTOS CLAUDIO LEDESMA

Sueño de una noche de verano

El ciclo nace ante una necesidad. En el verano las propuestas de espectáculos escasean, y desde hace dos años es el único espectáculo en cartel todos los sábados.


Claudio Ledesma

Si bien los jóvenes (no todos) abandonan la ciudad, hay muchísima gente que se queda en la Plata y sin propuestas. Así nació Cuentos bajo la luz de la luna", comentó el narrador Claudio Ledesma sobre este ciclo que esta noche desde las 22 y por tercer año consecutivo llegará al Centro Cultural Islas Malvinas (19 y 51).
Y no hay nada mejor que una historia bien contada, aunque puede ser aún mejor si el marco espacio-temporal acompaña, y los duendes del verano tienen ese don, y vaya si lo sabrán aquellos shakesperianos que alumbraron sueños en cálidas noches de verano.
–¿Qué cree que encuentran quienes asisten a este ciclo?
–En principio el placer, diversión, entretenimiento y la magia de que te cuenten un cuento. Completar la historia que el cuentacuentos te narra oralmente, con tu propia tu historia, con tus propias imágenes. Sentir, emocionarse, reír y descubrir que todos somos parecidos y nos pasan las mismas cosas. Eso no muestra la literatura.
–¿El verano le aporta algún condimento especial a Cuentos bajo la luz de la luna?
–Las noches de verano, bajo la luna, en el patio del Centro Cultural Islas Malvinas, son los condimentos especiales para prepararse a disfrutar de una buena historia bien contada. El público llega con el mate y es lo que sucedía antes, cuando los vecinos sacaban las sillas a las veredas para contarse cosas y reencontrarse.
–¿Qué recupera y que particularidades tiene la narración oral?
–La narración oral recupera un espacio propio e interno. Vivimos en un mundo muy apurado donde somos atropellados por imágenes veloces, la narración oral nos obliga a detenernos en nuestra apurada vida y que cada cual complete el cuento con su propia historia. Es un encuentro afectivo muy fuerte. Es un medio de expresión, el cuál se manifiesta con "belleza" y "arte"(es decir con su propia técnica), en un instante único de creencia en la fantasía. Es una forma de comunicación que se nutre de la ficción, sin otro apoyo que la palabra, los gestos y los movimientos. El oyente forma con el narrador la otra parte de una unidad, pues él debe recrear en su imaginación la historia que le cuentan, esto crea un estrecho vínculo que genera placer y se retroalimenta produciendo emociones y sentimientos. Ese placer del oyente y del narrador es ante todo un encuentro afectivo importante, es una manera de decir: "Te quiero, quiero estar en vos". Por eso afirmo que la narración oral es un acto de amor.
Los mismos sábados en que se produzcan estos encuentros, pero durante el mediodía -entre las 12 y las 14- y también en el Islas Malvinas se desarrollará un seminario internacional en La Plata "Taller de producción y montaje en escena para narradores orales", a cargo de Mayerlis Beltrán y Fernando Cárdenas, y con la coordinación general: Claudio Ledesma.
–¿Qué características tendrá el seminario para narradores orales?
–Rayuela, el arte de contar cuentos es un taller teórico práctico dónde se transmiten las técnicas para contar cuentos para chicos y adultos. En el taller a través de ejercicios vamos aprendiendo las técnicas para seducir con el relato y sacar el narrador espontáneo que todos llevamos dentro. Como pasar del lenguaje escrito al lenguaje oral y qué características tiene la oralidad.

FUENTE: El Argentino, ver acá

Etiquetas de Technorati: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ al Rincón de Noticias de Cuentacuentos
¡Animate y contame, pedime, preguntame...!

Gracias por comentar.

Comentar con el formulario antiguo